miércoles 27/1/21
15 AÑOS DE PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD. EL FUTURO DEL PARAJE Y LA HUELLA DEL ORO

Saiz apuesta por el Plan de Usos y Courel por superar «la visita de postal»

El director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Enrique Saiz apostó ayer por la aplicación del Plan de Usos y por la nueva gestión del paraje a través de la figura de un gerente y del Espacio Cultural como líneas estratégicas para mejorar la situación de Las Médulas. Saiz, que felicitó a los bercianos y a todos los castellanos y leoneses por el aniversario de la declaración insisitió en que «no se trata de una cuestión de dinero, sino de innovar en la gestión», afirmó. El Plan de Usos y la figura del gerente servirá para reabrir con personal los centros cerrados en la medida en que se coordinen con la idea global sobre la conservación del paraje y la satisfacción que se quiere dar al visitante. «El problema de Las Médulas no se resuelve con más sueldos, sino con una adecuada política de planificación y gestión», afirmó, tras reconocer las dificultades que entraña gestionar un paraje abierto.

«No podemos quedarnos en la visita de postal», decía ayer Jesús Courel, la persona nombrada por la Junta de Castilla y León para hacerse cargo de la gerencia de Las Médulas, aplicar el Plan de Usos y definir las actividades anuales en el paraje en colaboración con un consejo asesor del que formarán parte los alcaldes y otras entidades. «Las Médulas no son sólo el mirador de Orellán. Lo que pretendemos es que el turista se quede 48 horas, haga sus reservas hoteleras a través de Internet y se vaya de allí con la idea de lo que era la explotación y de las transformaciones sociales y culturales que trajo ese paraje». Courel, bregado como director de los museos de Ponferrada y como jefe del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León, sabe que su nombramiento ha despertado el aplauso unánime de los alcaldes —«que sea de la zona, les da mayor confianza»— y adelanta que tratará de promocionar Las Médulas «como un todo» junto a otros atractivos de la provincia. «Se trata de que todos hablemos de todos. No voy a fomentar la endogamia porque Las Médulas no son patrimonio del Bierzo, son Patrimonio de la Humanidad».

El primer reconocimiento de Las Médulas data de 1931, cuando fue declarado Monumento Histórico Artístico. Desde 1995 es Bien de Interés Cultural con la categoría de yacimiento arqueológico, Patrimonio de la Humanidad desde 1997 y Monumento Natural desde el 2002 y ahora Espacio Cultural.

Saiz apuesta por el Plan de Usos y Courel por superar «la visita de postal»