martes. 06.12.2022
Denuncia de los populares

Señales que no van a ninguna parte en Ponferrada

El PP denuncia la «desidia» del alcalde Olegario Ramón después de haber pedido, hasta en tres ocasiones, nuevas indicaciones de la ciudad
Imagen del estado de una de las señales facilitadas por el PP. DL

Con el título de «El mejor ejemplo de la desidia», la concejala del Partido Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada Lidia Coca recriminó ayer al equipo de gobierno el estado de muchas de las señales turísticas que tiene la capital del Bierzo que, simplemente, no existen porque el desgaste ya no deja ver el destino.

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Ponferrada, ha vuelto a pedir, por tercera vez, recalca Lidia Coca, el arreglo de la señalética turística del municipio. «El alcalde se empeña en demostrar que acierta cuando rectifica y nos hace caso y falla cuando ignora nuestras peticiones. Este es un ejemplo evidente. Claro que es también el mayor ejemplo de la dejadez», insistió ayer en un comunicado.

«Se han propuesto ser campeones de la desidia y se entregan con ganas a ello: en el tiempo que ha transcurrido desde la primera vez que pedimos la reparación o sustitución de las señales que están en peores condiciones solo se han deteriorado aún más, ante la absoluta pasividad de los responsables municipales», añade la edil del PP.

Y es que, según Lidia Coca, que aporta una muestra fotográfica en la nota, «le pedimos en esto solo la mitad de dedicación que a aumentar la presión fiscal de los ponferradinos; con la mitad de ese empeño se arreglaban los problemas de la ciudad».

«Muchas de las señales, especialmente las que tienen un fondo rosado —explica—, se han vuelto difíciles de leer, lo que para los vecinos es un engorro, pero para los visitantes y turistas es simplemente disuasorio».

Según la representante de los populares, mientras que otros ayuntamientos han aprovechado el tiempo de limitaciones de movilidad para prepararse para el momento en que fuese posible viajar, Ponferrada «ni siquiera hace lo más elemental, sustituir las señales ilegibles; el máximo ejemplo de la desidia que cuesta actividad y empleo».


Las señales deterioradas se reparten por toda Ponferrada. DL

Señales que no van a ninguna parte en Ponferrada
Comentarios