domingo 25/10/20

El servicio de mediación evitó una decena de juicios de lo Penal

De las 24 personas invitadas este año a intervenir, 22 llegaron a un acuerdo en el conflicto.
Ana González Posado es la primera mediadora que actúa en Ponferrada. L. DE LA MATA

Manuel Félix | Ponferrada

El dicho de que «más vale un mal acuerdo que un buen pleito» se pone de relieve incluso en los juzgados, aunque parece que en el Bierzo no prolifera mucho esta práctica. Quizá por desconocimiento del servicio de mediación. En Ponferrada ya se conoce el resumen de este año 2017 sobre las mediaciones en el Juzgado de lo Penal, que han motivado que los litigantes lleguen a un acuerdo mutuo y se evite pasar por el nada agradable trámite del juicio.

Media2 es la firma que lleva ya un año colaborando con el Juzgado de lo Penal de Ponferrada para acercar los beneficios de la «justicia restaurativa» a los ciudadanos del Bierzo. «Se trata de ofrecer a los implicados en un acto delictivo, la oportunidad de participar y tomar decisiones importantes sobre los hechos que les han afectado tan directamente: la oportunidad de dar y pedir explicaciones, disculpas y/o aclaraciones, de resolver el conflicto personal que hay detrás, oportunidad que no les da el procedimiento judicial y que además no se resuelve con la sentencia del juez», explican desde Media2, la firma que dirige en Ponferrada Ana González Posado.

A lo largo de este 2017, a punto de finalizar, se recibieron nueve casos (24 personas implicadas). En todos los asuntos había una relación previa de las partes: muchos de los intervinientes eran vecinos o se conocían por frecuentar los mismos lugares de ocio, mantenían relaciones comerciales, laborales e incluso, en algunos supuestos, de amistad.

De las 24 personas invitadas a intervenir en las mediaciones, 22 aceptaron la participación; se reunieron víctimas y acusados y con la ayuda de las mediadoras tuvieron la oportunidad de hablar sobre lo que había sucedido, cómo lo habían vivido ellos, las consecuencias familiares y laborales, el tiempo que llevaban esperando el juicio y lo que eso suponía, la incertidumbre, las noches sin dormir y otras cuestiones personales que siempre se encuentran en el lado humano del conflicto.

A fecha de hoy, el equipo de mediación sigue trabajando en una de las últimas derivaciones. «El balance del 2017 es positivo: el 50% de los intervinientes mejoraron su relación personal y de ellos, casi el 25% consiguieron llegar a acuerdos en la mesa de mediación, formularon sus disculpas por escrito y tomaron decisiones sobre su responsabilidad civil para acelerar la conclusión de su procedimiento judicial», remarcan las responsables del servicio de mediación judicial.

Media2 realiza esta colaboración de manera gratuita mediante un convenio firmado con el Consejo General del Poder Judicial y gracias al apoyo del magistrado juez Óscar Hernáiz, titular del Juzgado de lo Penal número 1 y de toda la Upad Penal.

«Desde Media2 reivindicamos la absoluta necesidad del desarrollo de políticas públicas que abarquen tanto el apoyo económico como estratégico de estos servicios para poder llegar a más ciudadanos. Hay que recordar que la mediación reporta también un importante beneficio para la sociedad en su conjunto, mejora la percepción y sentimiento de justicia y genera confianza en el sistema legal», destacan.

En esta apuesta por la mediación y la resolución positiva de conflictos, Media2 desarrolla también su actividad fuera del ámbito judicial, atendiendo cada vez a más personas que se acercan a su sede de la avenida Valdés número 50 en Ponferrada, para resolver en mediación conflictos familiares, laborales y vecinales. Ofrece además otros servicios también destacados, como la orientación familiar y la formación en centros educativos.

El servicio de mediación evitó una decena de juicios de lo Penal
Comentarios