martes. 04.10.2022
Los cinco miembros de Marea en una de las imágenes promocionales de la gira. MAREA OFICIAL

Los Marea acaban de volver a la carretera. El azogue es su último disco, el séptimo en casi 23 años de carrera, y Ponferrada será estación de servicio el día 6 de septiembre. Los cinco de Berriozar repostan en el Bierzo como lo hicieron hace años, con un público ansioso por volver a temblar tras demasiados años de silencio.

—¿La idea cuando os fuisteis era volver? ¿Cómo surgió?

— Te lo pide el cuerpo. Cuando estás de gira llega un momento que te cansas de tocar lo mismo y que esto empieza a parecerse demasiado a un trabajo, que es de lo que escapamos. Así que paras y va pasando el tiempo, nos juntamos y siempre llega un día en el que nos dejamos llevar. Surge, sin más. No solemos planear nada. Para hacer un disco como el que hemos hecho, tienes que dejarte descansar para que vuelva la frescura otra vez; sino es muy difícil hacer cosas frescas y que salgan del corazón después de tantos años.

—Habéis dicho que este es vuestro mejor disco.

—Tienes que sentirlo así. Cuando haces cosas y sacas temas y grabas, hay que quedarse totalmente vacío y cuando te quedas vacío es que has hecho lo mejor.

—¿Seguís siendo los mismos?

—Si no fuéramos los mismos no sería Marea. Llevamos más de 22 años y somos los mismos que cuando empezamos. Esto es una aventura de unos colegas que se juntaron con 20 años y, poco a poco, la historia fue funcionando, ha colado y la verdad es que es una aventura muy guapa. Por eso te decía antes que intentamos alejarnos de todo lo que se parezca a trabajo. Lo estamos disfrutando y esta gira, la que más. Esta gira es un premio a toda la pelea que hemos tenido.

«En Ponferrada haremos lo único que sabemos: salir y dejarnos el pellejo

—¿Volvéis en un momento en el que España necesita recuperar la senda del rock?

—La verdad es que, al final, la música se convierte en mercado y todos los que abogan por el rock lo convierten en eso. Los mismos que supuestamente se han dedicado siempre a hacer conciertos y festivales para defender el rock lo que quieren es llenar sus bolsillos y sus cuentas bancarias. Pero hay muchas bandas, hay bandazas; lo que pasa es que no hay circuito como para que surjan y la gente cada vez está yendo más a lo hecho, a lo tributo, que es lo que te va a dar pasta, aunque sea una parodia. Muchos se llenan la boca con que apoyan el rock y no escuchas ni una puta banda nueva. Pero, al final, el que siente el rock lo busca. Es jodido porque ponen traba por todos los lados, pero el que sobrevive y sigue ahí es puro.

—¿Esperabais volver y ser tan bien recibidos?

—La verdad es que no lo piensas. Puede pasar cualquier cosa, pero ha sido flipante. Sacamos el primer vídeo y se puso en un millón de visitas en poco tiempo. Ha aumentado la gente que viene a vernos y hay mucha juventud. Eso es alegría, es triunfo.

—¿Qué vais a hacer en Ponferrada?

—Lo único que sabemos hacer: salir y dejarnos el pellejo. Tocaremos casi todo el disco nuevo, que es lo que nos mueve a salir a la carretera, y el resto son temas de repaso a la trayectoria de Marea, tocando con las entrañas, con el alma.

—En el Bierzo cala vuestro rollo. Muchos han crecido con vuestra música. ¿Eso se nota en el ambiente?

—Se nota en la manera de la gente de vivir la historia, en la intensidad. Es mucho más fácil cuando la gentes es más visceral y siente dentro las cosas. Entonces, es pan comido, ya se convierte en un concierto mutuo que no haces tú solo. Lo hace la gente y ahí vas a tope.

—¿Os queda algo por hacer?

—Yo pienso que con este disco ya hemos hecho todo. No sé, ¿tocar con AC/DC?. No sé, hemos estado con todos los grandes que tenemos aquí, que somos muy del rock nacional. El otro día colaboró Yosi con nosotros en Orense y era el que nos quedaba. Rosendo ha colaborado con nosotros y el Robe y el Drogas. Qué más podemos pedir si hemos cumplido nuestro sueño, si cuando grabamos el primer disco ya estaban cumplidos los sueños. Lo demás han sido todo regalos y, ahora, lo que nos queda es disfrutar de esto y ser conscientes, día a día, de lo que tenemos.

Marea: «El que siente el rock lo busca y sobrevive el que es puro»
Comentarios