viernes 22/10/21
Dos décadas a la espera

El sueño dormido de la A-76

El Ministerio que dirige José Luis Ábalos sigue sin ofrecer fecha del inicio de las obras en los primeros tramos del Bierzo La negociación de los Presupuestos Generales del Estado será clave
Sondeos en enero de 2018 para la A-76 en Requejo. DL

Más de dos décadas llevan los responsables políticos de todos los colores hablando del proyecto de construcción de la autovía que enlace Ponferrada con Orense por la comarca de Valdeorras, la A-76, que conectaría las existentes autovía del Noroeste (Madrid-Coruña) y la de las Rías Baixas (Benavente-Vigo). Durante esas más de dos décadas, la población del Bierzo ha salido a la calle, se ha manifestado e incluso han venido a dejar patente su reivindicación en Ponferrada vecinos gallegos, como los de Trives, con una marcha lenta de coches. Se han pintado muchas pancartas, se han hecho muchas fotos y los titulares han sido múltiples, pero pasado el tiempo el logro parece haber quedado anclado en los despachos políticos de los ministerios de Madrid, dado que el tiempo sigue avanzando sin que se sepa nada nuevo de un proyecto que sigue en proceso administrativo tras su redacción y trámites de expropiación.

Finaliza hoy el mes de agosto, se acaban las vacaciones de verano y con la entrada del nuevo curso político, será en la negociación de los nuevos Presupuestos Generales del Estado dónde se verá este año si hay o no alguna voluntad política de darle el empujón definitivo a la A-76 ara que comiencen las obras de los primeros tramos en el Bierzo.

Las primeras máquinas llegaron al Bierzo hace apenas unos meses para realizar los sondeos del terreno sobre los que se asentarán los pilares de viaductos y firme de la calzada en sus primeros tramos desde Villamartín de la Abadía, pasando por Torql de los Vados, Requejo, Friera (Sobrado) para adentrarse en las entrañas de la sierra de la Encina de la Lastra y cruzar los límites de provincias entre León y Orense hacia la comarca de Valdeorras por el municipio de Rubiana.

Paralización y hartazgo

A la hora de escribir este reportaje, los empresarios, políticos locales de diferentes colores y entidades sociales que se han significado en la reivindicación de la A-76 han mostrado todos su hartazgo por la demora existente en hacer realidad el comienzo de unas obras largamente solicitadas. Sin dar a conocer públicamente sus nombres, los consultados deciden hablar «a tumba abierta» y todos confluyen en la coincidencia de que el Bierzo, y especialmente su capital Ponferrada, ha perdido poder político, aún cuando en Moncloa gobierna un partido que coincide con los principales puntos de poder de la comarca.

Hay incluso quien señala que Podemos está marcando entre los responsables del Gobierno los tiempos de bloqueo de la A-76 al PSOE. «Han decidido no mover ni un papel, aprovechando lo de la pandemia y sabiendo que aquí en el Bierzo nadie o muy pocos levantarán la voz para quejarse, y aunque lo hagan poco o nada repercute y les importa en Madrid», resumía un político que tuvo mucho peso en esta comarca, pidiendo expresamente que no salga su nombre.

El hartazgo más patente se está plasmando en estos últimos meses en la vecina comarca de Valdeorras, donde el empresariado y la clase política hablan de «deuda histórica» con una zona a la que tienen abandonada en sus infraestructuras viarias y de la que salen en facturación de pizarra gran porcentaje del PIB provincial (255 millones el año pasado sólo en pizarra, sin contar el sector de la viticultura).

Uno de los diputados actuales más beligerantes por la falta de actividad en la puesta en marcha de las obras de la autovía de Ponferrada a Orense no es precisamente de la provincia de León. Lo es de por la provincia de Orense y se llama Celso Delgado Arce. Este diputado del PP es uno de los principales «azotes» en este momento a la gestión del Gobierno central en este tema de la A-76. Ha llegado a decir que la decisión del Ministerio que lleva el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana desde enero de 2020, José Luis Ábalos, es la de «frenar en seco» cualquier actuación de esta autovía.

Después de esperar un mes a la respuesta de dos preguntas parlamentarias presentadas el pasado 24 de junio y que hacían referencia a la situación de los primeros tramos por construir de la A-76, el diputado Delgado Arce se reafirmaba en lo que llamó como «abandono mayúsculo» de este futuro vial. La culpa se la echa de manera especial a la Dirección General de Carreteras y de forma directa llegó a señalar al subdirector general de Proyectos del Ministerio.

En julio de 2019, el Gobierno central explicó en respuesta parlamentaria que en los tramos más retrasados, (como el primero del vial que corresponde a la vertiente gallega de la sierra de la Encina de las Lastra, el de la zona de Biobra), sería sometido en breve a información pública y aún están esperando.

En los primeros días de junio de 2017 el Ministerio adjudicaba el proyecto del trazado de construcción del tramo entre la población berciana de Requejo y la gallega de la Vega de Cascallana. !8 meses tenía de plazo. En marzo de este año confirmaba que se produjo una demora del mismo hasta abril de 2018, lo que suponía que la redacción del proyecto estaría terminado en octubre de 2019. Más de nueve meses después las fechas volvieron a cambiarse y echando mano de la hemeroteca y de lo dicho por la oficialidad es difícil ofrecer un dato preciso sobre lo que sucederá finalmente con el esperado inicio de las obras de la A-76, tanto en los primeros tramos de zona del Bierzo, como de la parte orensana de Valdeorras. Eso sí, como es sabido, en los municipios de Carballeda de Valdeorras (Sobradelo) y O Barco de Valdeorras han comenzado las obras que enlazarán la carretera N-536 (la que parte de Ponferrada por Puente de Domingo Flórez y Sobradelo) para dar salida a la pizarra del valle de Cabrera y de Casaio hacia la Nacional 120. Como es sabido, buena parte de esta pizarra llevaba y lleva destino del puerto gallego de Vigo.

Con estos precedentes, la representación social que se mueve en la comarca sigue sin saber nada nuevo de las obras de la futura autovía de Ponferrada a Orense en este verano que lleva ya camino de terminar. Nadie en el Bierzo ha vuelto a levantar la voz reivindicativa y sólo si desde algún medio de comunicación se les pregunta abrazan la bandera de la reivindicación.

El sueño dormido de la A-76