lunes 27.01.2020

Terapia contra el alzheimer y el autismo

La asociación Rebica ha comenzado a usar perros en terapias con enfermos de alzheimer y personas autistas en Ponferrada. Ayudar a los ancianos que han perdido la memoria, o a los niños con autismo, será, por ejemplo, una labor para la que en unas semanas comenzarán a adiestrar a la carea Alma, que ayer se dejó ver en la plaza de Julio Lazúrtegui con el peto de la asociación, la segunda de España —insisten sus asociadas— que emplea para las terapias animales sacados de perreras o albergues en lugar de criaderos.

Ancianos sin habla espontánea o que ya no se relacionaban con otras personas, han experimentado una mejora desde que los perros de Rebica pasan tiempo con ellos. Por algo, la asociación tiene como lema la frase «rastreando ilusiones», como demuestra su web www.rebican-rastreando-ilusiones.org, que ofrece perros de servicio y para terapias asistidas.

Terapia contra el alzheimer y el autismo