domingo. 27.11.2022
Empresas

Tvitec opta a quedarse con parte de la catalana Cricursa para reforzar su negocio

La empresa en concurso está especializada en vidrio curvado y plano para arquitectura
                      La gran estrella de cristal que corona la torre de María de la Sagrada Familia, obra de Cricursa. MARTA PÉREZ
La gran estrella de cristal que corona la torre de María de la Sagrada Familia, obra de Cricursa. MARTA PÉREZ

Tvitec System Glass ha presentado una oferta para quedarse con parte del negocio de la catalana Cristales Curvados (Cricursa), que entró en concurso a finales de 2021 con una deuda de 60 millones de euros, por falta de liquidez al haber realizado una fuerte inversión para atender millonarios proyectos internacionales, que quedaron paralizados a causa de la pandemia. La empresa con sede en Ponferrada ya ha colaborado en varias obras con Cricursa (Tvitec realizando los vidrios planos y la catalana con los curvados en grandes proyectos arquitectónicos); y ahora ha presentado la única oferta que de momento ha llegado al juzgado por la empresa concursada.

Cricursa tiene tres fábricas con una capacidad de producción de 100.000 metros cuadrados de vidrio, ubicadas en Granollers, Balaguer y La Sentiu de Sió. Y cuenta con casi 300 trabajadores.

Según publicaba ayer La Vanguardia, la oferta de Tvitec ascendería a 14 millones de euros por quedarse con parte de las instalaciones, pero menos de la mitad de los trabajadores actuales (alrededor de 125 del total). En todo caso hay más empresas interesadas en hacerse con el negocio (como Grand Corner), que pueden presentar ofertas al juzgado en los próximos días.

Desde el sector se reconoce que Cricursa es una empresa muy potente a nivel mundial en el mercado del vidrio para proyectos de arquitectura, y que la situación por la que atraviesa se debe a la falta de liquidez por las inversiones realizadas en los últimos meses para atender una demanda creciente, que finalmente no se ha materializado. Las empresas del sector interesadas en su negocio se harían así con tecnologías punteras (sobre todo en el difícil mercado del vidrio curvo); y también con una marca de prestigio en todo el mundo.

Entre los proyectos más emblemáticos de la empresa en proceso concursal está la estrella luminosa que corona la torre de la Virgen en la Sagrada Familia de Barcelona, que se inauguró el pasado mes de diciembre. Pero también ha realizado las fuentes de Montjuic. Entre sus proyectos está el edificio de La Samaritaine en París, el complejo de oficinas de Murray Road en Hong Kong o las torres One Manhattan West en Nueva York. Además había recibido encargos millonarios para obras en Qatar y Rusia, para los que se endeudó en la compra de nueva maquinaria; lo que finalmente puso contra las cuerdas la contabilidad de la compañía.

Negocio internacional
Cricursa tiene una fuerte presencia en el negocio internacional en vidrio plano y curvado

Cricursa es una empresa familiar creada en Barcelona en 1928, y entre sus últimas incorporaciones están procesos de carga y cortes automáticos para vidrios de 18 metros, autoclave y hornos de curvatura recocidos, además de sistemas de doble acristalamiento. Un sistema a la vanguardia del vidrio arquitectónico.

Sus principales mercados están en Europa Occidental y Estados Unidos, aunque tiene negocio en todo el mundo. Trabaja sobre todo para arquitectos, ingenierías y promotores de obras singulares.

La empresa berciana Tvitec tiene actualmente una plantilla de 500 trabajadores, que prevé incrementar con otros 200 con la inversión de 65 millones de euros que ha anunciado en el polígono del Bayo para aumentar su capacidad de producción.

Colaboración
La empresa catalana ha colaborado ya en varias ocasiones con Tvitec en obras de arquitectura

Es uno de los principales productores de vidrio en Europa, y ha desarrollado importantes proyectos de construcción singular en estados Unidos, sobre todo en Nueva York y Boston.

La oferta presentada por Tvitec, que de momento opta por la prudencia porque hay más empresas interesadas en el negocio de Cricursa, no incluye la totalidad de las plantas de producción y de la plantilla actual de la empresa en concurso.

Tvitec opta a quedarse con parte de la catalana Cricursa para reforzar su negocio
Comentarios