viernes. 02.12.2022

Los partidos USE Bierzo y Coalición por el Bierzo coincidieron en subrayar, ayer, que el despido y/o deslocalización de 351 trabajadores de la factoría de palas eólicas de LM no puede calificarse de éxito. No hay motivos para el triunfalismo, defendieron ambas formaciones. «No creemos que la diferencia entre 393 bajas y las acordadas finalmente sean motivo de celebración», dijo USE para después lamentar que «el Bierzo carece de política industrial, de seguimiento por parte de las administraciones en lo que al empleo respecta y de un plan urgente de industrialización para afrontar la próxima década».

La formación liderada por Samuel Folgueral augura que el de LM «no será el último caso de deslocalización» y, por eso, pide «una verdadera política de fomento del empleo industrial para un territorio que no puede vivir únicamente del turismo y del sector agroalimentario».

Formación para que los trabajadores afectados por el despido colectivo tengan garantías de volver a la planta si se produce un incremento de las necesidades de producción es lo que reclamó CB. «Solicitamos a la Junta un plan de formación de un año para los 350 trabajadores. Así no tendrían que irse a Francia o Castellón y cuando mejoren las cosas o la multinacional reconozca el fracaso de su estrategia —sabemos que con mano especializada berciana se pretende reflotar la factoría de Francia— nuestros trabajadores estén disponibles para retornar», defendió.

USE pide un plan industrial y CB, garantías de retorno al Bierzo
Comentarios