domingo 24/1/21

Vecinos de Flores acusan al alcalde de «pasividad» por el encauzamiento del Sil

. Los afectados crean la plataforma PonfeSil para coordinar a partir de ahora las protestas en este sentido .

Los vecinos del barrio de Flores del Sil integrarán los próximos días la plataforma PonfeSil, que será la que a partir de ahora saque adelante todas aquellas acciones destinadas a combatir el plan que la Confederación Hidrográfica Miño-Sil tiene preparado para el río a su paso por Ponferrada, al menos tal y como está configurado en estos momentos, ya que incluye la construcción de un dique con la que no están satisfechos.

Según aseguraron los futuros integrantes de la formación, «la indignación ha crecido a lo largo de las últimas semanas», y es que sus miembros se encuentran molestos con el alcalde de Ponferrada, Samuel Folgueral, porque, según ellos, «el Ayuntamiento mantiene una actitud de total pasividad y no se posiciona en defensa de los vecinos, sino que deja correr el tiempo para no verse involucrado en el caso». Otro de los motivos que esgrimieron los vecinos afectados por la construcción del dique para justificar sus quejas es que el alcalde les asegura que se trata de un proyecto «mal hecho», pero que fue una medida aprobada por el anterior equipo de gobierno. «Si es así —continuaron—, corríjalo»

Los vecinos de Flores afectados volvieron a mostrar además su «enfado monumental» por «el desprecio que la Confederación ha mostrado» ante aquellos intentos de comunicación que la plataforma ha intentado establecer para «solucionar el conflicto del decrépito, ruin y mohoso proyecto del dique». Los motivos de las protestas de la plataforma pasan por el impacto que supondrá la construcción de la Confederación en el entorno, tanto económico como ecológico. Los afectados creen que «barrerá de un plumazo plantas y animales que hasta ahora habitan la zona», y todo esto sin «un criterio real de eficacia» que asegura la puesta en marcha de esta iniciativa.

Por otro lado, los vecinos siguieron manifestando su intención de «luchar para que el dique se desplace hacia el cauce del río, donde la función de prevención ante posibles fuertes avenidas será mucho más efectiva» y tendrá unas consecuencias menores, tanto económicas, como ecológicas y visuales. Para finalizar, los afectados destacaron que no están en contra de la construcción del dique. «Sólo queremos que se trace por donde tiene que ir en realidad. Es esencial modificar el proyecto para que el trazado no sea agresivo y perjudicial para la ciudad de Ponferrada y realice correctamente la función de protección», sentenciaron.

Vecinos de Flores acusan al alcalde de «pasividad» por el encauzamiento del Sil
Comentarios