viernes 23/10/20
Pillados

Los vertidos en el Cylog proceden de una obra del Ayuntamiento de Ponferrada

El depósito de escombros, calificado como «ilegal» por el concejal, se reanudó ayer miércoles
Uno de los camiones que ayer miércoles 30 de septiembre, pasadas las once de la mañana, descargaba escombro de obra municipal en el área del Cylog de Ponferrada. M. FÉLIX

Los vertidos de escombros, (con más de setenta descargas de camión depositados en la zona del Centro Logístico de Ponferrada (Cylog) y calificados desde el consistorio como «vertido ilegal»), proceden de las obras de renovación de calles que ahora mismo promueve el Ayuntamiento en el barrio del Temple.

Este periódico pudo comprobar ayer de primera mano —certificado con fotos y videos— cómo el material de deshecho del levantamiento de las aceras y asfalto viejo de calle era basculado en estos terrenos del área del Cylog, al final de la avenida Milán, no muy lejos de la terminal de mercancías y camiones.

Después de que este diario publicara ayer que la zona del Cylog de Ponferrada se estaba convirtiendo en un gran vertedero.

Reacción política

El presidente de la gestora del PP de Ponferrada, Neftalí Fernández, muestra indignación por la «desidia»

 Después de comunicárselo al Ayuntamiento por escrito y con foto a través del jefe de prensa del alcalde Olegario Ramón y recibir contestación del concejal de Medio Ambiente, Pedro Fernández, (en el sentido literal de que «se ha cursado una denuncia y se está investigando el vertido ilegal»), ayer miércoles se reanudaron los vertidos en el mismo lugar sin problema.

A las 11.36 horas de la pasada jornada, un camión descargaba escombro en el área del Cylog. Tras percatarse el conductor del vehículo pesado de que alguien le estaba grabando y sacando fotos, el periodista autor de las mismas se fue del lugar y esperó a que pasara el vehículo pesado con el fin de conocer dónde cargaba el material.

El camionero realizó una maniobra de distracción. Giró en la rotonda del Cylog en dirección a Camponaraya, en lugar de hacerlo hacia Ponferrada y al percatarse de que le seguían por la prolongación de la avenida Milán, a la altura de una firma de carbones, giró bruscamente a la izquierda, tratando de burlar al periodista.

El mismo camión (al fondo) que basculó en el Cylog cargó en la calle Conde de los Gaitanes, en el Temple. M.F.
El mismo camión (al fondo) que basculó en el Cylog cargó en la calle Conde de los Gaitanes, en el Temple. M.F.

El Man vacío de cuatro ejes atravesó el almacén de carbones y salió al vial paralelo a donde entró, el que da al Cylog. Desde allí, —creyendo ya que no le seguían— enfiló el vehículo hacia Ponferrada por la avenida Milán y giró hacia la avenida de La Cemba, recorriendo la avenida de Portugal en dirección al centro de la ciudad, para detenerse y cargar el escombro levantado de la obra que se encuentra en la calle Conde de los Gaitanes, barrio del Temple.

La aparición de vertidos de obra pública (baldosas y bordillos de acera, asfalto de calle e incluso desechos de tubería de desagüe) en los terrenos del área del futuro centro logístico de Ponferrada ha causado sorpresa entre varios empresarios de la ciudad consultados. Acostumbrados a tener que cumplir con el pago del canon por vertidos de obras y la preceptiva obligación de cumplir con lo que estipula la ley en materia de reciclaje de este tipo de residuos, no se explican cómo es posible este vertido a las puertas de Ponferrada. La policía y también otros organismos están investigando lo sucedido.

Entre tanto, ayer se produjo la primera reacción política. Procedió del presidente de la gestora que dirige la Junta Local del PP de Ponferrada, Neftalí Fernández. «Esa característica desidia la vemos y sufrimos cada día en la evidente falta de cuidado y el mantenimiento de las zonas públicas de la ciudad y, en este sentido, Neftalí Fernández mostró su indignación ante la nueva imagen de Ponferrada con la que hemos despertado esta mañana, el Cylog, que ahora parece ser se ha convertido en un gran vertedero», indica el PP en una nota.

Los vertidos en el Cylog proceden de una obra del Ayuntamiento de Ponferrada