lunes. 27.06.2022

Somos animales de costumbres; y detrás de ellas hay un ejército de personas interesadas para su lucro personal. El cambio de hábitos podría modificar el guion de esta función de medio pelo en la que estamos inmersos desde hace bastante tiempo. De esta manera, se podría evitar que siempre ganen los mismos. De nada vale seguir con las costumbres de generaciones anteriores, porque el pelaje que nos corre, no mejora el pedigrí tan vanagloriado en los clanes familiares. Ya saben, si quieren que algo cambie para sacar provecho de sus vidas, cambien de costumbres. También lo podrían hacer en la elección de candidatos políticos a los comicios electorales. ¿Por qué no?

Cambiar de costumbres
Comentarios