martes 15/6/21

Zapatero ¡ya te vale!

Señor José Luis Rodríguez Zapatero, cada vez que abre la boca, la reminiscencia nos repica la mente. Recordamos que usted fue el principal causante de que los independentistas cogieran alas con aquello de que daría por bueno lo que ellos aprobaran en aquel estatuto de autonomía. También pieza fundamental para que la crisis nos golpeara de la forma que lo hizo, por no reconocerla a tiempo para tomar medidas. Cuando decía que nuestra economía estaba en la Champions League del mundo mundial ¿Qué pretendía con ello? ocultar, animar o simplemente es que no se enteraba de nada. Cuando decía que nuestra banca era la más saneada de Europa con esa petulancia tipo Don Tancleto y osaba decir que se disponía superar a Francia en renta per cápita ¿estaba mostrándonos toda su fantasmal arrogancia e irresponsabilidad? o simplemente era un ingenuo al servicio de entes demasiado valorados como: Banco de España, Comisión nacional del mercado de valores y toda una serie de organismo que no previnieron y nada hicieron para reforzarse ante la crisis, como los Tribunales de Cuentas donde colocan a familiares y amiguetes de altos cargos; así nos va. Luego sin escrúpulo alguno, en vez de dimitir, nos aplica el tijeretazo jamás imaginado en un socialista en aquel imborrable 12 de mayo del 2010; con recortes, bajadas de salarios y congelación de pensiones, subidas de impuestos tan crueles que nos metió en una crisis que empobreció a la mayoría de la población española, causando demasiado daño para ahora usted sacar pecho e ir por la vida de salvavidas, como si pasara por allí cuando todo esto ocurrió. Hizo tambalearse nuestro estado del bienestar, dando lugar a que llegara Rajoy al gobierno para acabar de apuntillarnos y retroceder en derechos y libertades como jamás creíamos que podría ocurrirnos ¡pues sí! por gente como usted. Todavía sentimos vergüenza recordando aquellas colas de personas con traje y corbata acudiendo a los comedores sociales. ¿Usted de verdad no es consciente del daño causado? Hay que reconocerle algunos méritos como el acabar con la banda terrorista ETA, y algunas leyes que aunque cojas, marcan el camino a seguir. -Ahora sigue mostrándonos su peculiar forma de meterse en berenjenales, con una falta de respeto hacia nuestro sistema judicial avalando "estudiar" posibles indultos si los que sean condenados "lo piden"; además de decir que espera un fallo del tribunal con "racionalidad" para "no comprometer el diálogo" y ha pedido que la sentencia contribuya a mantener la "convivencia". ¡Olé y olé por tus huevazos señor presidente! No se puede ser más imprudente, ya que, ni siquiera sabemos si serán condenados, de serlo, por respeto a los tribunales que le juzgaron y condenaron, no puede usted ni siquiera insinuar tal posibilidad, ya que ¿entonces para qué juzgar a nadie teniéndole a usted de hombre de paz? ¿Para qué perder el tiempo y dinero en abogados, fiscales, jueces, testigos y acusados? ahorraríamos remordimientos de conciencia dejándole a usted zanjar y ventilar a quienes merezcan cumplir la penas y a quienes perdonar por sus fechorías. Usted además se lo cree, se cree una especie de patriarca de todos pánfilos, que no saben por dónde andan, qué necesitan al tío Remigio, que sería usted. Esperando resolver situaciones que los jueces puede que sean demasiado implacables e injustos. Tenemos un estado de derecho con todas las garantías, debiera saberlo, pero no se entera, como tampoco se enteraba de la crisis. Esas personas que usted estaría dispuesto a indultar, han tenido un juicio justo, imparcial, procedente y calibrado, si salen condenados, no puede usted salir con la matraca del perdón, entonces cómo dejamos a esos jueces, dirán que para la próxima los juzgue el Tío Remigio (usted). No solo ocurre en España, vemos en el resto de Países, los dirigentes, los políticos son inapropiados, innecesarios y perjudiciales para llevar las riendas económicas y sociales. Se reúnen, viajan, comen y duermen a nuestra cuenta, sin solucionar nada, es más, todo va para atrás. Tienen refugiados a millones pidiendo asilo político, son incapaces de darles acogida, los ven morir a sus puertas y no le importan un pimiento. Todo por ese afán egoísta, el mismo que demuestran los independentistas, que solo la suerte les ha permitido nacer en un lugar más apropiado, para ahora querer además adueñarse del lugar donde su mamá los parió. Y usted, todavía pide indultarlos, mira que no han tenido avisos de que lo que estaban haciendo les traería consecuencias, no son personas que por error, o en un día malo cometen alguna irregularidad, eran muy conscientes, reiterándose en sus delitos fuera de todos los mandatos constitucionales y estatutarios. No le veo tan generoso pidiéndoles a los países por esos refugiados, por los parados, los dependientes, pensionistas, los que no pueden pagar la calefacción... A esos que los indulte su Dios cuando se mueran de asco, de abandono y pisoteados por esta sociedad impresentable de la todos formamos parte ¡verdad tío Remigio!

Zapatero ¡ya te vale!
Comentarios