martes. 29.11.2022

El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha trasladado a las Cortes para su debate la actualización del Código Etico y de Austeridad de los altos cargos para introducir que se permiten «muestras cortesía».

La propuesta de la Comisión de Etica Pública deberá ser ahora analizada en el Parlamento, donde se deberá debatir sobre el nuevo texto planteado.

En concreto, la principal modificación del documento se produce en el punto en el que se establecía que no se podrán aceptar, en consideración de cargo, ningún tipo de regalo ni beneficio de cualquier naturaleza, un artículo en el que, con esta actualización, se incluye una salvedad y son las «muestras de cortesía habitual, objetos conmemorativos, oficiales y protocolarios que puedan ser entregados a razón de su cargo».

El portavoz de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, ha puesto como ejemplo en este punto cuando un alto cargo visita algún centro de discapacitados y recibe un artículo de artesanía, un caso en el que, según la normativa, se establece que «si son regalos de escasa entidad deberán quedar a disposición de la consejería».

El texto propuesto ahora incluye además en este punto un segundo apartado que antes estaba considerado por separado en el que se mantiene que «los altos cargos deberán renunciar a invitaciones, comidas o entradas a cualquier tipo de espectáculo o acontecimiento deportivo lúdico o cultural, un hecho en el que se establecía como excepción criterios de representación institucional».

El documento consolida que sobre otros tipos de regalo deberán ser devueltos a quien lo haya ofrecido y si no se puede hacer efectiva la devolución se remitirán a la consejería competente en materia de patrimonio para su incorporación al patrimonio de la Comunidad.

Otra de las modificaciones introducidas es el cambio en la fórmula de adhesión de los altos cargos a este Código Etico, ya que, hasta el momento se realizaba en el momento de jurar o prometer el cargo y, a partir de que este texto se apruebe, deberá realizarse a través de un documento escrito remitido al Registro de Bienes y Actividades de los Altos Cargos. Por último, se suprime el contenido del código de ética pública relativo a las agendas que queda totalmente integrado en el Acuerdo sobre publicidad de las agendas de trabajo de los altos cargos.

La actualización del Código Etico permitirá «muestras de «cortesía»
Comentarios