miércoles 5/8/20

Un autonomismo «útil y leal» para modernizar la Comunidad

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, se ha comprometido este miércoles a modernizar la Comunidad a través de la transformación digital, la sostenibilidad y los servicios públicos y a buscar soluciones a la despoblación desde «un autonomismo útil y leal».

Fernández Mañueco ha transmitido este mensaje en la reunión con la que se ha abierto la visita de los reyes a la localidad soriana de Vinuesa en el marco de su gira por las comunidades autónomas, a la que se ha sumado la ministra de Industria, Comercio y Turismo, la vallisoletana Reyes Maroto.

En el encuentro, en el que han participado los representantes institucionales y varios expertos, se ha abordado el problema de la despoblación, uno de los principales retos de Castilla y León y, en particular, de Soria, que tiene el menor índice de densidad de población de España.

«La transformación digital es algo esencial para que pueda venir aquí la gente a montar su empresa o vivir y hacer teletrabajo. Las nuevas tecnologías son una oportunidad de futuro», ha subrayado Fernández Mañueco.

A su juicio, el problema de la despoblación debe ser «un asunto de Estado» porque la obligación de las administraciones es preocuparse de «todas las personas vivan donde vivan». «Hay que contribuir a la construcción de la Nación española desde todos los rincones», ha incidido.

El presidente de la Junta ha animado a abordar esta tarea desde «un autonomismo útil, leal y solidario» y en coordinación con el Gobierno, las comunidades autónomas y los ayuntamientos.

De igual modo, ha tendido la mano al Ejecutivo central y a los representantes políticos, económicos, sociales y culturales de Soria con el objetivo de «compartir esfuerzos para avanzar en el desarrollo de Soria y convertirla en un ejemplo de superación de la crisis sanitaria y el reto demográfico». La reunión sobre la despoblación se ha celebrado en una escuela de Vinuesa con la participación del vicepresidente regional, Francisco Igea; el presidente de las Cortes de Castilla y León, Luis Fuentes; el delegado del Gobierno en la comunidad, José Javier Izquierdo, y el consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo.

Un autonomismo «útil y leal» para modernizar la Comunidad