domingo. 14.08.2022

La delegada del Gobierno en la Comunidad, Virgina Barcones, ha recordado al jefe de la UEI de la Guardia Civil herido por un disparo el pasado viernes en Santovenia (Valladolid), el teniente coronel Pedro Alfonso Casado, que lucha en un hospital por «sobrevivir a un sinsentido».

Barcones, que ha dado la bienvenida en la Comandancia de Burgos a los 68 guardia civiles en prácticas, ha asegurado que «este guardia civil ejemplar cumplía con su deber, defendía la vida de otras personas y para ello, ponía en riesgo la suya. Como había hecho siempre a lo largo de su brillante carrera como Guardia Civil».

Asimimo, la delegada del Gobierno ha aseverado que por expreso deseo de la familia no se facilitará el parte sobre el estado del teniente coronel, que recibió un disparo el pasado sábado cuando un hombre se atrincheró en una vivienda tras matar presuntamente de un disparo a otro en la localidad vallisoletana de Santovenia.

El presunto autor de la muerte de un vecino de Santovenia de Pisuerga (Valladolid) el pasado viernes, y de otro disparo al teniente coronel de la Guardia Civil Pedro Alonso Casado, quien se encuentra estable dentro de la gravedad, usó como arma un fusil Mauser de alto calibre, antiguo, de cerrojo.

Una vez que las diligencias obran en el juzgado, la Guardia Civil ha podido explicar con más detalle lo sucedido ya desde el jueves 30 de junio a última hora y hasta pasadas las dos de la tarde del viernes 1 de julio en el tranquilo municipio de Santovenia de Pisuerga, una localidad dormitorio de unos 5.000 vecinos, en el alfoz de Valladolid.

Según ha explicado la Delegación del Gobierno este domingo en un comunicado, en torno las 23:30 horas del jueves una llamada a los servicios de emergencias alertó de una reyerta con unas doce personas implicadas y armadas con palos; otro alertante añadió que seis o siete personas estaban pegando a otra, armadas con palos y casos.

Cuando los agentes llegaron fueron informados de que un hombre y una mujer tuvieron que ser atendidos tras la reyerta en un centro sanitario de lesiones leves.

Barcones: «El coronel herido lucha por sobrevivir a un sinsentido»