miércoles. 17.08.2022
J. CASARES

La coordinadora de Cs en Castilla y León, Gemma Villarroel, garantizó ayer la transparencia del proceso celebrado el viernes para cubrir las veintitrés vacantes del Consejo General del partido y afirmó que los plazos han sido adecuados, la participación muy alta y los resultados democráticos.

Lo hizo en declaraciones a los periodistas realizadas antes de participar en la reunión del Comité Autonómico de Ciudadanos Castilla y León, que se reunió ayer en Palencia «para acercar las políticas de Cs en Castilla y León y escuchar a los afiliados», apostilló.

Durante su comparecencia fue preguntada por las críticas internas por el proceso para elegir las veintitrés vacantes del Consejo General, al que no se presentó el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, que en la actualidad no ocupa ningún cargo orgánico en la dirección del partido.

Villarroel aseguró que se ha llevado a cabo un proceso de participación abierto, que ha tenido «una participación muy alta», ya que casi cuatrocientos afiliados han optado a entrar en el Consejo General, y que Francisco Igea, como cualquier otro afiliado, podría haber participado.

La política de Cs restó importancia a las críticas y no quiso dar «mayor importancia» a la decisión de Francisco Igea de no presentarse argumentando que pretendía no generar tensiones dentro del partido y dar una imagen de unidad.

«Es una opinión personal suya», manifestó Villarroel antes de insistir en que Igea se ha podido presentar como cualquier otro afiliado, «someterse a votación y podría haber salido».

En cuanto a los plazos estipulados para este proceso, afirmó que fueron «adecuados y razonables», tanto para presentarse como para las votaciones, y agregó que los resultados fueron «totalmente democráticos y con todas las garantías».

«Ahora simplemente falta empezar la andadura», aseguró después de felicitar a las veintitrés personas que desde hace unos días forman parte del Consejo General de Cs en Castilla y León.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León y último contrincante de Inés Arrimadas en las primarias de Ciudadanos, Francisco Igea, anunció en su cuenta de Twitter que renunciaba a presentar su candidatura como miembro del Consejo General de su partido y criticó la «premura» de un proceso al que fue convocado la víspera por la tarde a través de un correo electrónico, ya que el plazo para presentar candidaturas a este órgano interno de Cs se abrió a las diez de la noche y terminó hoy a la misma hora al día siguiente, con apenas 24 horas.

«Animo a todos aquellos que lo deseen a participar en la renovación de este órgano y estoy seguro de que, a pesar de la premura, la elección se celebrará con las garantías necesarias», dijo Igea en la red social. Y añadió que él «en este momento», estaba «completamente volcado» en la gestión de gobierno en la Junta de Castilla y León, por lo que había decidido «no participar en este proceso».

«Creo, además, que es momento de unidad y reflexión y mi candidatura podría interpretarse de manera equivocada. Espero que nuestra convención sirva para transmitir a los ciudadanos el mensaje liberal y regenerador que representa nuestro partido», concluyó antes de desear «suerte a los candidatos».

Ayer, en el acto al que acudió Gemma Villarroel, el coordinador provincial y alcalde de Palencia, Mario Simón, dijo que Cs es un partido de «presencia» en Castilla y León donde cuenta con el mayor número de concejales de toda España, más de 70 en la provincia de Palencia, lo que da ejemplo de un partido «organizado y estructurado».

En la misma línea, consideró que Cs es un partido «constructivo y responsable» cuando está en la oposición y que «trabaja y gestiona con rigor» cuando tiene la responsabilidad de gobierno, ya que además «asumimos las áreas que tienen una gestión más difícil».

«Nosotros nos alejamos del postureo. Estamos para trabajar y orgullosos de hacerlo», añadió Simón, quien no aclaró si volverá a presentarse a la alcaldía, ya que los cargos públicos de Cs «no vivimos de la política, tenemos nuestro trabajo y estamos dedicando un tiempo a la gestión pública», dijo. Por tanto, añadió, está a disposición del partido «para ayudar en todo lo que pueda durante esta etapa».

Gemma Villarroel elogió la gestión de Mario Simón al frente del Ayuntamiento de Palencia: «Se ha notado el cambio» porque, desde que gobierna Cs, en Palencia se están cumpliendo los plazos en la presentación de presupuestos, se ha reducido el tiempo de pago a los proveedores y se están dando las subvenciones en tiempo y forma. Destacó, por último, que el de Palencia ha sido «uno de los pocos ayuntamientos que ha dado ayudas directas al tejido empresarial y social durante esta pandemia».

Los candidatos avalados por la actual dirección de Ciudadanos coparon 20 de las 23 plazas vacantes del Consejo General mientras que una de ellas pasó a ser ocupada por uno de los miembros del sector crítico de Cs y las otras dos fueron completadas por dos militantes que se presentaron sin encuadrarse en ninguna lista.

La mayoría de vacantes han sido cubiertas por miembros de la corriente ‘Por una España liberal’, avalada por Inés Arrimadas.

Los candidatos avalados por la dirección copan 20 de las 23 plazas