lunes. 08.08.2022
undefined
Agentes del operativo activado por la Guardia Civil hoy durante el atrincheramiento del presunto asesino. NACHO GALLEGO

A sangre fría, el apodado entre sus vecinos como 'Chiqui', esperó en el portal de su casa durante horas a que llegara el que había sido su amigo de toda la vida y de comuniones, 'Dioni', con el que había tenido una disputa esa misma noche, y allí le asestó un disparo a bocajarro en el pecho que acabó con su vida para luego atrincherarse junto con un rehén, un yerno, en su domicilio.

Esta es la desoladora escena que se ha vivido en el municipio de Santovenia del Pisuerga, de unos 4.350 habitantes y a cinco minutos en coche de Valladolid, la noche y madrugada de este viernes, cuando el apodado 'Chiqui' acabó con la vida de Dionisio -'Dioni' (45 años)- y ha dejado gravemente herido a un agente, un teniente coronel y jefe de la Unidad Especial de Intervención, cuando intentaba negociar su entrega.

Miedo, incredulidad y cierto sentimiento de que esto se venía venir es la mezcla de sensaciones que hoy tenían los vecinos de Santovenia al levantarse con su pueblo tomado por las cámaras de televisión, periodistas y un amplio despliegue policial que tenía cortadas varias calles aledañas al lugar de los hechos, el número 8 de la Calle Alfredo Martín.

'Chiqui' y 'Dioni', como cuentan en su pueblo, eran dos amigos de toda la vida, que habían asistido a sus bodas y comuniones de sus hijos e hijas, pero cuya relación se había ido deteriorando con el paso de los años. Y era especialmente mala la relación que mantenían la mujer del fallecido y la actual pareja del presunto asesino.

"Las mujeres se llevaban a matar, pero no ha sido hasta que han entrado los hombres cuando realmente ha habido un muerto", ha resumido a Efe una de las vecinas del municipio, que ha preferido no identificarse, pues ha augurado que esto "solo es el principio", ya que teme que este fatal desenlace se resuelva con algún tipo de ajuste de cuentas.

Celos, posibles amoríos y problemas con el consumo de drogas son las explicaciones que estaban en boca de todos los vecinos cuando eran preguntados por los motivos de este suceso, que se inició ayer por la noche con la disputa entre estas dos familias por asuntos nimios, como ha declarado ante los medios la suegra del fallecido, Encarnación Arias, desolada por la muerte de su yerno.

"Eran amigos de aquí, del pueblo. Luego todo se torció entre ellos hasta el punto de que esto se veía venir. Al parecer Dionisio se lió con la exmujer del chiqui", explican en corrillo unos vecinos de la calle afectada, aunque la suegra, preguntada por este extremo, lo ha desmentido: "Dioni no faltó ni una sola noche a casa con su mujer".

Con el miedo a ser identificados por las posibles represalias, los vecinos han asegurado que el supuesto asesino era un hombre conflictivo que ya había protagonizado percances en otras ocasiones en el municipio, no así 'Dioni', al que han catalogado como una persona más "normal".

"Vamos a ser la comidilla de toda España", comentaban a Efe dos de las operarias del servicio de limpieza del municipio a primera hora de la mañana ante el revuelo de las cámaras de televisión apostadas en un edificio colindante al del lugar de los hechos, cuyos accesos han permanecido cortados durante todo el día hasta que se ha producido la detención del supuesto asesino pasadas las 14.00 horas.

Un muerto, un agente gravemente herido y un detenido es el balance de un suceso de los que no se olvidan con facilidad en un municipio de no más de 5.000 habitantes, donde todos se conocen y "sabemos de qué pie cojeamos", sentencia una de las vecinas del fallecido y el detenido, que además compartían edificio.

A 'Chiqui' se le fue la cabeza: el día que mató a su amigo de toda la vida
Comentarios