jueves. 02.02.2023
Las cárceles dependientes del Gobierno central incrementaron su población reclusa en 2002 en un total de 4.133 internos, lo que supone el mayor incremento anual registrado en los citados centros penitenciarios de los últimos 12 años, según se desprende de un informe interno del sindicato CSI-CSIF, quien asegura que Castilla y León ocupa la quinta posición en cuanto al número de reclusos. El documento señala que el número total de presos en estos centros era de 45.264 a fecha de 13 de diciembre, aunque no estaban incluidos los reclusos de las cárceles situadas en Cataluña por tener transferidas las competencias en materia penitenciaria y que ascienden a 6.760. Desde CSI-CSIF se indicó que el crecimiento de la población reclusa en España ha sido constante año tras año, si bien el repunte de los últimos 12 meses es el mayor registrado desde 1991, cuando esta cifra se incrementó en 3.981 presos con respecto al año anterior, aunque entonces el total de internos no llegaba a los 29.000. Según el sindicato, Andalucía, con 11.882 individuos, es la comunidad autónoma con la cantidad más elevada de reclusos, seguida de Madrid, con 6.998; Cataluña, con 6.760; la Comunidad Valenciana, con 5.140; Castilla y León, con 4.815; y, ya a mayor distancia, Canarias, con 3.059 presos; y Galicia, con 2.878.

La comunidad alberga en sus cárceles a 4.815 reclusos
Comentarios