viernes 16/4/21

El cura juzgado por abusos acusa a la menor de engatusarle para chantajearle

Reconoce que se wasapeó y le envió un vídeo masturbándose pero lo rebaja a un juego

La Fiscalía de Valladolid ha elevado de tres a cuatro años de cárcel la petición de pena para el excapellán de la iglesia de Las Angustias acusado de abusos sexuales sobre una menor de 13 años. El cura enmarcó el material que envió a la niña por whatsapp en un mero «juego sexual» e incluso la acusó de engatusarle para luego someterle a chantaje entre ella, su madre y una tía.

Las explicaciones del ya excapellán no han convencido a la fiscal jefe, que si en principio pedía tres años de cárcel, en el trámite de exposición definitiva de conclusiones ha sumado un año más, hasta un total de cuatro, al calificar los hechos como un delito de corrupción de menores en concurso con otro de abusos sexuales, y todo ello junto con las preceptivas solicitudes de prohibición de comunicarse y aproximarse a la víctima y la imposibilidad de realizar actividades que impliquen contacto con menores.

Durante el juicio a puerta abierta, que ha quedado visto para sentencia en la Audiencia de Valladolid, el encausado ha reconocido haber flirteado con la menor en lo que ha calificado de un mero «juego sexual» que, como ha explicado, mantuvo con la niña rumana a través de los whatsapp que la enviaba al teléfono móvil de su madre y que acostumbraba a utilizar la niña.

El sacerdote tan sólo ha respondido a preguntas de su letrado defensor —pide su absolució— para explicar que la relación con la niña se inició a finales de diciembre de 2019 ya que ésta acostumbraba a merodear por la parroquia junto a su madre para pedir limosna. El religioso envió a la menor sendos vídeos grabados en su baño, uno el 28 de diciembre de 2019 en el que aparece en paños menores tocándose las partes, aunque sin mostrar la cara, y un segundo en enero de 2020 en el que sí se le identifica perfectamente y en cuyas imágenes se le ve cómo se quita lentamente la ropa y se queda en calzoncillos, para luego sacarse el pene y masturbarse hasta eyacular.

El cura juzgado por abusos acusa a la menor de engatusarle para chantajearle
Comentarios