miércoles. 30.11.2022

CyL: dejarse medio sueldo para marcharse de casa de los padres

Un joven de Castilla y León tiene que destinar el 53,8% de sus ingresos al alquiler y el 33% a comprar
                      Una joven coge sus maletas en un piso en León. JESÚS F. SALVADORES
Una joven coge sus maletas en un piso en León. JESÚS F. SALVADORES

Un joven de Castilla y León de entre 16 y 29 años que quiera emanciparse deberá destinar el 53,8 por ciento su sueldo en el caso de que lo haga mediante el alquiler de una vivienda, o un 33 por ciento si se mete en una hipoteca para una compra de una casa.

Ese casi 54 por ciento es el cuarto menor esfuerzo económico del conjunto de la juventud de las distintas comunidades, en una horquilla que está entre el 95,7 por ciento de media que debe dejarse en el alquiler un joven de Baleares y el 47,9 del de Castilla-La Mancha.

Esos datos, que reflejan el contraste entre las comunidades más y menos gravosas para el alquiler juvenil, demuestran que el alquiler en España es «inaccesible» para los jóvenes, según explica el vicepresidente del Consejo de la Juventud de España, Antonio Báez.

Son las cifras que reflejan el informe del segundo trimestre del 2021 elaborado por el Observatorio de Emancipación del Consejo de la Juventud de España (CJE), con los últimos datos disponibles en esta comparativa, que muestran que un joven de entre 16 y 29 años ha de destinar una media del 79,2% de su sueldo para el alquiler, cuando este porcentaje no debiera pasar del 30%.

Esta incapacidad para acceder a una vivienda tiene consecuencias sociales y económicas, según recoge otro informe elaborado por el Instituto de la Juventud en 2020 en el marco de la Agenda 2030, según el cual «la juventud se ha visto excluida del derecho a la emancipación y al ejercicio de una vida autónoma».

El informe refleja que los jóvenes se emancipan con 29,5 años, pero si en 2010 un 53,3 % de jóvenes entre 18 y 34 años vivía aún con sus padres, el porcentaje subió en 2019 hasta el 64,5.

A ello se agrega la «imposibilidad de acceder a una vivienda estable siquiera en régimen de alquiler» cuando la vivienda en propiedad, «que constituye un complemento a la pensión del que disfruta la inmensa mayoría de la tercera edad de nuestro país, está vedada de facto a toda nuestra juventud, lo que añade aún mayor incertidumbre a su futuro».

Báez insiste en el hecho de que la media del alquiler en España estaba en 848 euros en el segundo semestre de 2021 , mientras que un joven sólo podía pagar 320 para no «sobreendeudarse», un hecho que, a su juicio, no hace sino colocar una «barrera de entrada» hacia su independencia.

Sin embargo, asegura que los jóvenes están «sobrecualificados» para sus puestos de trabajo, en los que domina la parcialidad, sobre todo en las mujeres, dos factores que ayudan a que sólo el 15 % de las personas entre 16 y 29 años estén independizadas en nuestro país.

Cataluña, Canarias, la Comunidad de Madrid y Euskadi son, además de las Islas Baleares, las regiones españolas en las que el alquiler está por encima de la media (79,2 %), mientras la Región de Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha son las regiones en las que alquilar es más «barato».

Pese a ello, ninguna está por debajo del 30 % del salario de un joven (en la que menos se paga por un alquiler está 17,9 puntos por encima), un umbral por encima del cual el acceso a una vivienda implicaría un desembolso muy superior al máximo tolerable, resalta el CJE.

CyL: dejarse medio sueldo para marcharse de casa de los padres
Comentarios