sábado 21/5/22
                      Juan Vicente Herrera, ayer, en el centro de Armenteros con dos niños acogidos. J. M. GARCÍA
Juan Vicente Herrera, ayer, en el centro de Armenteros con dos niños acogidos. J. M. GARCÍA

Castilla y León ha entregado unas 2.200 tarjetas sanitarias y escolarizado a más de 650 niños de Ucrania refugiados desde la invasión de su país, el pasado 4 de febrero, ha informado este lunes en Armenteros (Salamanca) el presidente del Gobierno autonómico, Alfonso Fernández Mañueco.

Castilla y León es un territorio «acoge y colabora con otras instituciones como fundaciones, entidades privadas y ministerios», ha afirmado antes de visitar a un grupo de 87 niños procedentes de un orfanato de la zona de Mariupol y diecisiete monitores emplazados en el colegio La Inmaculada, dirigido por religiosos, en el municipio salmantino de Armenteros.

El presidente se ha interesado por el trabajo de la Fundación Madrina, encargada de sacar a este grupo de niños y monitores de Ucrania ante el riesgo de ser derruido el orfanato que ocupaban, un lugar «en pleno campo», un colegio con afán de «universalidad» como ha destacado el sacerdote José María Blas Rodríguez, director de este centro situado en la comarca de Alba de Tormes.

El Colegio de La Inmaculada fue inaugurado en los años sesenta por otro sacerdote, José Trujillano, para albergar a niños con dificultades, tanto sociales como patológicas, y años más tarde acogió a pequeños que llegaban a España en pateras, una misión que se continúa y que en la actualidad alberga a menores de Guinea, Angola, Brasil e incluso de Castilla y León, ha precisado el padre Blas.

El presidente de la Junta de Castilla y León se ha dirigido a los menores ucranianos para decirles que Castilla y León está con ellos, a los que ha mostrado «el apoyo, el acogimiento y el cariño» de los castellanos y leoneses. «Castilla y León está con vosotros. De corazón. Así se lo transmití al ministro consejero de la Embajada de Ucrania. Hoy, lo que tenemos que hacer es agradecer este pequeño milagro y a todos los ángeles de la guarda que han hecho posible que esto se un día de júbilo», ha agregado durante su intervención.

Un «pequeño milagro»

El presidente también ha recordado las cifras que avalan el respaldo de Castilla y León a los refugiados, como las 2.200 tarjetas sanitarias extendidas a ciudadanos de Ucrania y los 632 menores que han sido escolarizados.

Fernández Mañueco ha agradecido el trabajo de la Fundación Madrina y la Fundación Educa de Armenteros por el «pequeño milagro» de llevar tres semanas de «asistencia a los niños ucranianos», lo que demuestra que «desde la España del interior, desde la España de las oportunidades» se puede ser «capaz de demostrar que hay un entorno privilegiado esperando a que venga gente para tener sus oportunidades de vida, sus oportunidades de futuro».

Por su parte, el presidente de la Fundación Madrina, Conrado Giménez, ha ensalzado el trabajo que realiza el colegio La Inmaculada, que ha calificado de «pequeño paraíso», donde se les permite ocupar una ala del centro para el centenar de ucranianos que han llegado hace tres semanas. «En este tiempo ya han vuelto a sonreír, a jugar, y a no mirar con tristeza lo que ocurre a su alrededor», ha señalado a Efe el propio Conrado Giménez.

CyL ya ha dado 2.200 tarjetas de salud y escolarizado a 630 niños de Ucrania
Comentarios