martes. 05.07.2022

Los desequilibrios territoriales y sociales son los nuevos retos que deberá afrontar el Diálogo Social en Castilla y León para evitar fracturas demográficas insalvables, por una parte, y por otro lado una precariedad laboral basada en trabajos precarios con un exceso de temporalidad y salarios escasos.

La paulatina desaparición de las cuencas mineras y el cierre de las centrales térmicas, en León y Palencia, así como la despoblación, han lastrado la economía, empleo y riqueza en la mitad oeste de Castilla y León como ámbitos amenazados por esta desigualdad, según expone Vicente Andrés.

«Las empresas cada vez son más rica y los trabajadores tenemos menos salario, más temporalidad y precariedad», además de una evidente brecha retributiva entre hombres y mujeres, precisa el representante de CC OO dentro de una línea que ha corroborado el portavoz del Grupo Socialista, Pedro Luis González.

Ha constatado además cómo en 40 años de andadura autonómica «hoy somos más pobres en Castilla y León», una situación que ha achacado a un desequilibrio territorial que «tiene que estar en el ojo de mira del Diálogo Social para evitar que la brecha se agrande y traiga la despoblación como consecuencia».

Los desequilibrios sociales y territoriales, los nuevos retos