sábado 17/4/21

Desmantelan una fábrica de tabaco con trabajadores a destajo y grandes sueldos

Elaboraban 180.000 cajetillas diarias y no salían de la nave para nada durante tres meses
Interior de la nave en la que vivían los trabajadores. POLICÍA NACIONAL

Policía Nacional y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han detenido a nueve personas y desmantelado dos fábricas ilegales de sisha (picadura para consumo en pipa) y tabaco en Valladolid con capacidad para producir 180.000 cajetillas diarias, lo que tendría un valor de unos 800.000 euros, para su posterior venta en Gran Bretaña y España. La operación conjunta, denominada ‘Phoenix’, ha supuesto la detención de nueve personas, entre los que están el cabecilla, de origen búlgaro y que ha ingresado en prisión, y ocho trabajadores especializados en estas labores procedentes de Ucrania que se alojaban en una nave acondicionada con aseos, cocina y camaretas de dormitorio con el fin de evitar su salida al exterior.

Los trabajadores estaban privados de comunicación para evitar su localización, como se ha confirmado con el hallazgo en uno de los registros de diez teléfonos móviles en modo avión y envueltos en papel de aluminio.

El jefe de la Udef, el comisario principal Tomás Francisco González de la Oliva, explicó ayer en rueda de prensa junto al delegado del Gobierno en Castilla y León, Javier Izquierdo, y otros altos cargos policiales, que estos trabajadores probablemente se dediquen a este empleo en su país, ya que es necesaria una mano de obra de alta cualificación, y ha explicado que tendrían previsto estar en España durante tres meses, que es lo que permite el visado de turismo, durante el tiempo en el que «seguramente» se les pagarían «grandes sueldos» para luego ser sustituidos por otros.

La investigación comenzó en noviembre de 2020, cuando las autoridades de Bulgaria alertaron a los agentes de la inminente llegada a España de un ciudadano búlgaro con el objetivo de trabajar en una fábrica clandestina de tabaco en España.

Gracias a esta información, se estableció un dispositivo conjunto de la Policía Nacional y la Agencia Tributaria que culminó con la localización del cabecilla en una zona residencial próxima a la ciudad de Valladolid, en la urbanización Aldeamayor Golf.

Desmantelan una fábrica de tabaco con trabajadores a destajo y grandes sueldos
Comentarios