martes. 31.01.2023

La economía de CyL recupera los niveles anteriores a la pandemia

Logra crecer un 3,1% pero es un 1,9 menos anual por lo que la Junta no descarta la recesión
                      Carriedo antes de presentar en Valladolid la Contabilidad Regional de Castilla y León. NACHO GALLEGO
Carriedo antes de presentar en Valladolid la Contabilidad Regional de Castilla y León. NACHO GALLEGO

Castilla y León recuperó en el tercer trimestre de 2022 los nieves de Producto Interior Bruto (PIB) previos a la pandemia y experimentó un crecimiento del 3,1 por ciento respecto al mismo periodo del trimestre pasado, que es, no obstante, un 1,9 por ciento menos que el trimestre previo términos interanuales, por lo que la Junta no descarta un escenario de posible recesión económica en los próximos meses.

Así lo ha explicado ayer en la rueda de prensa de contabilidad regional el portavoz y consejero de Economía y Hacienda de la Junta, Carlos Fernández Carriedo, que indicó que, aunque la Comunidad ha logrado recuperar los niveles de PIB previos de la pandemia, en los próximos trimestres esperan un «deterioro» económico debido a «diversos factores», como el actual escenario marcado por la inflación.

Sobre el deterioro de los próximos trimestres, el consejero de Economía y Hacienda avanzó que la Junta prevé que en 2023 el crecimiento del PIB de CyL sea «menos de la mitad que el presente ejercicio», cuya estimación actual es del 3,3 por ciento.

«No vamos a negar que podamos entrar en recesión», incidió Carriedo, que destacó que, aunque el año próximo se crezca menos de la mitad que el actual, seguirá siendo un año de crecimiento económico.

Según los datos presentados este lunes, Castilla y León ha recuperado ya el 102 por ciento de su PIB respecto a 2019, mientras que en España ese dato es del 80 por ciento, por lo que la Comunidad ha sido «de las primeras en llegar a estos niveles», destacó el consejero. «Casi tres años después tenemos el mismo PIB, por lo que es una buena noticia, pero no hay duda de que han sido tres años desaprovechados», ha lamentado Fernández Carriedo.

De este modo, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León registró en el tercer trimestre de 2022 una variación interanual del 3,1 por ciento (5 % en el trimestre anterior), mientras que la variación intertrimestral se situó en 0,8 por ciento en este periodo (2,3 % en el precedente).

Por sectores, los que peores datos han marcado son Agricultura y Ganadería, que bajó un 7,1 por ciento, debido a la crisis de precios y a las malas cosechas y la Industria, que decreció un 2,3 por ciento.

En el lado opuesto destaca el crecimiento de la construcción, con un 3,2 por ciento y, especialmente, el servicios, con un saldo positivo del 5,6 por ciento (un 12,5 % en comercio, transporte y hostelería).

Desde el punto de vista de la demanda, el tercer trimestre de 2022 registró una menor contribución de la demanda interna, que pasó del 3,8 por ciento al 3,3 por ciento, mientras que la contribución del sector exterior pasó del 1,2 al -0,2 por ciento, donde las exportaciones aumentaron menos que en el trimestre anterior y las importaciones se aceleraron, debido, principalmente, a las «dificultades económicas» por las que pasan los principales clientes de la Comunidad en el extranjero, apostilló Carriedo.

La economía de CyL recupera los niveles anteriores a la pandemia
Comentarios