miércoles. 08.02.2023

Feijóo rompe su silencio de días y avisa a Vox: «En Castilla y León manda Mañueco»

El líder del PP dice que no se va a «coaccionar» a ninguna mujer que quiera interrumpir el embarazo conforme a la ley

El líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, rompió ayer su silencio y cargó ha cargado duramente contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por «montar un ruido» con un «requerimiento gaseoso» a la Junta de Castilla y León cuando el presidente de la comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, ha dejado claro que no se cambiará el protocolo de atención a la mujer embarazada.

Feijóo afirmó que Mañueco, que es el que tiene «autoridad para pronunciarse» y lo ha hecho de una forma «muy clara y explícita», porque «lo que está claro» es que el Gobierno de Castilla y León «no va a modificar el protocolo de atención a la mujer embarazada».

«Segundo, como todos los gobiernos debe proteger a aquellas mujeres que quieran tener un hijo y, como todos los gobiernos en España no puede coaccionar a ninguna mujer que quiera interrumpirlo cundo está en los supuestos que la ley señala», subrayó.

«BURDO INTENTO DE MANIPULACION»

Tras asegurar que el Gobierno tiene «muchos problemas» y con esto intenta «minorarlos» creando «problemas inexistentes», Feijóo calificó de «lamentable» que el Consejo de Ministros apruebe un requerimiento «en base a un acto o una resolución que no se ha producido». Recalcó que se trata de un «requerimiento gaseoso» basando en «supuestos de noticias y comentarios en rueda de prensa» cuando Mañueco «insiste en que no hay modificación del protocolo de la mujer embarazada».

«Estamos ante un burdo intento de manipulación de un Gobierno que ha pasado a la historia de España por desproteger a las mujeres con esa frívola y chapuza ley del ‘solo sí es sí’», manifestó, para recordar que ya se han producido alrededor de 190 rebajas de condenas a agresores sexuales.

AVISO A VOX: NO TIENE COMPETENCIAS

Feijóo afirmó en una entrevista en Telemadrid que «cuando se pierde el respeto institucional» en un país y el Gobierno «se convierte en un agente electoral», se entra en una «variante» que a él, según ha subrayado, «le preocupa mucho más que la falsa polémica» en la que han entrado.

Ante el hecho de que Vox insista en esas medidas a las mujeres embarazadas y si es porque quiere poner al PP en dificultades, Feijóo recalcó que el que «manda» en una comunidad es su presidente y una vez que éste habla, lo demás «se convierte en un mero comentario o tertulia».

El líder nacional del PP recalcó que en el ámbito de la sanidad, después del presidente autonómico, la persona autorizada es el consejero de Sanidad. «Los demás, no tienen competencias para hablar de esto», aseveró, para criticar que se estén produciendo «muchos comentarios de tertulia».

Feijóo reconoció que este debate está «clarísimo» que es al Gobierno a quien viene «bien» este debate porque está «intentado confundir a la gente». En el caso de Vox, puso en duda que esto le beneficie y añadió que «se equivoca profundamente» con lo que está haciendo.

«Ni en Castilla y León ni en ningún lugar donde gobierne el PP se puede coaccionar a una mujer que quiera interrumpir voluntariamente su embarazo conforme a la ley vigente», advirtió, para dejar claro que «no hay ningún Gobierno del PP que coaccione a nadie». Y agregó: , «Ni hay nada ni nadie, ni un médico y mucho menos un político, que pueda interferir en este contexto».

REPETICIÓN DE ELECCIONES

Sobre la posibilidad de que esta polémica pueda abrir la puerta a una repetición de elecciones en Castilla y León, Feijóo dijo que esa decisión corresponde al presidente de la comunidad y ha añadido que él es «muy respetuoso» con las comunidades autónomas porque ha presidido una durante muchos años.

Criticó de nuevo que el Gobierno mande un requerimiento a la Junta de Castilla y León pero no haga requerimientos a «los gobiernos independentistas», con los que «se sienta» y les da «un bolígrafo» para que redacten el Código Penal.

«¿De verdad un Gobierno con estos antecedentes puede requerir a un Gobierno constitucionalista como el de CyL en base a un acto que no se ha producido, una resolución que no se ha dictado y un protocolo que no se ha moficiado?», se preguntó, para criticar a continuación esta «falta de respeto a los ciudadanos». A su entender, no existe un precedente de un Gobierno «más frívolo» como el que hay en este momento en España.

EL TC Y EL RECURSO CONTRA EL ABORTO

Ante la posibilidad de que el Tribunal Constitucional pueda pronunciarse en breve sobre el recurso que hace 12 años presentó el PP contra la ley del aborto (lo hará en febrero), Feijóo recordó que ese recurso es sobre una ley aprobada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y «la legislación va muy por delante» porque ahora es otra. Además, añadió que en Europa casi todos los países tienen una ley de plazos como en España.

A renglón seguido, explicó que la «discrepancia sustancial» en relación con la ley del aborto vigente radica en que las menores de 16 y 17 años puedan interrumpir sin consentimiento paterno. A su entender, «se puede discutir el número de semanas» para abortar pero es una «discrepancia menor».

CESE DE MONTERO POR EL ‘SÍ ES SÍ’

El líder del PP señaló que Mañueco ha «zanjado» la polémica abierta con Vox por las medidas del embarazo en Castilla y León y añadió que lo que debería hacer Pedro Sánchez es «zanjar» también lo que está ocurriendo con la ley del sí es sí «rectificando» esa norma.

Tras subrayar que están viendo un «elenco de hechos que son lamentables», Feijóo explicó que el Grupo Popular ha planteado una enmienda en el Congreso para «parar esta sangría» de rebajas de penas y excarcelaciones que se están produciendo».

El jefe de la oposición censuró las «risotadas» y las «chirigotas» de la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez Pam, y también el «planteamiento intolerante» que está manteniendo la ministra Irene Montero, algo que, a su juicio, debería llevar a que Sánchez «las cesara» si es que «tiene una mínima capacidad de ordenar el Gobierno».

«Lamento que esto se esté produciendo en mi país, que es el mayor acto de desprotección de la mujer desde que tenemos Constitución», concluyó.

Feijóo rompe su silencio de días y avisa a Vox: «En Castilla y León manda Mañueco»
Comentarios