miércoles 25/5/22
Política

García-Gallardo avisa de que va a «supervisar» las consejerías del PP

El partido de >Abascal fracasó en su intento de imponer a Mañueco el número de consejerías
                      García-Gallardo, próximo vicepresidente de la Junta. NACHO GALLEGO
García-Gallardo, próximo vicepresidente de la Junta. NACHO GALLEGO

«Voy a estar entretenido con mis propios funciones y la principal, que es la coordinación de nuestras consejerías y la supervisión a las del PP», ha avisado Juan García-Gallardo, próximo vicepresidente de la Junta de Castilla y León.

El también portavoz del Grupo Parlamentario Vox y ha defendido su cargo en el Gobierno de coalición con el PP asegurando que la vicepresidencia tiene «sus propias estructuras» a las que se les dotará «varias funciones», además de «coordinar consejerías» y «supervisar» el cumplimiento del acuerdo con los populares.

Así ha contestado el dirigente de Vox a las críticas de la oposición sobre su labor como vicepresidente que, a diferencia de todos sus predecesores en ese cargo, no tendrá cartera. «Es una polémica estéril. La vicepresidencia siempre ha sido política. Así fue la de Alfonso Guerra y en otros países», ha señalado.

   El mensaje

«No hay derecho a que un ciudadano de Ávila no pueda ir a la Sanidad a Toledo y viceversa»

Gallardo ha sostenido que este cargo cuenta «con sus propias estructuras y funciones» pero además ha sido dotada «con varias funciones», entre las que se encuentra la comisión delegada de Gobierno y otra que se creará para simplificación administrativa, «que va a tener incidencia en temas medioambientales», ha dicho.

García-Gallardo ha añadido que también tendrá un «papel relevante» en el plan de medios para supervisar la publicidad institucional que, a su juicio, «no ha estado bien gestionada hasta ahora».

«Voy a estar entretenido con mis propios funciones y la principal, que es la coordinación de nuestras consejerías y la supervisión a las del PP», ha añadido.

El futuro vicepresidente de Castilla y León ha defendido a los tres consejeros de Vox en el futuro Ejecutivo autonómico, un equipo «muy preparado y de alto nivel» que ha sido elegido «conforme a los principios de meritocracia».

El próximo vicepresidente de la Junta de Castilla y León ha asegurado además que el objetivo de su partido es derogar el título octavo de la Constitución pero hacerlo mediante los mecanismos establecidos para la reforma de la Carta Magna y el Estatuto de Autonomía.

García-Gallardo ha indicado a preguntas de los periodistas en Zamora, donde acudió a ver las procesiones, que ese objetivo de su formación política «no es una sorpresa».

De esa forma ha contestado a la vicesecretaria de Políticas Sociales del PP, Carmen Navarro, que ha asegurado que la formación de Santiago Abascal está «en muchos casos al margen de la Constitución». El líder autonómico de Vox en Castilla y León ha negado que sea así y ha achacado esa afirmación de Navarro a que no ha sabido interpretar el discurso de Vox.

La contradicción

El próximo vicepresidente de la Comunidad acepta el cargo pero quiere acabar con las autonomías

Gallardo ha agregado que esa derogación del apartado de la Constitución que habla de la organización territorial del Estado y su configuración en municipios, provincias y comunidades autónomas pretende llevarla a cabo «siempre y en todo lugar con respeto a la Constitución y al Estatuto de Autonomía» y siguiendo los cauces propios establecidos para acometer esos cambios.

«Al final el mensaje que queremos trasladar a los ciudadanos es que no hay derecho a que un ciudadano de Ávila no pueda ir a la Sanidad a Toledo y viceversa», ha añadido.

El próximo vicepresidente de la Junta ha puesto como ejemplo de los motivos de esa derogación que en la actualidad para resolver algunos temas de Medio Ambiente Castilla y León pueda tener un choque con la Comunidad Autónoma de Asturias porque veten a consejeros de Vox.

García-Gallardo ha sostenido que las comunidades autónomas han «fracasado en su misión inicial de servir mejor a los intereses de los ciudadanos».

Sobre la configuración del nuevo Gobierno autonómico de Castilla y León de coalición entre PP y Vox, ha indicado que aunque su propuesta inicial era reducir las consejerías a ocho han tenido que ceder en la negociación para dejar las mismas que había con el anterior Ejecutivo autonómico, diez. Para ello, desaparecerá la Consejería de Transparencia, Ordenación del Territorio y Acción Exterior y a cambio se dividirá en dos la de Fomento y Medio Ambiente.

Sobre su falta de competencias específicas como vicepresidente autonómico, ha considerado que ese debate es una «polémica estéril» porque la función del vicepresidente «siempre» ha sido «política» y ha puesto el ejemplo de Alfonso Guerra con el Gobierno de Felipe González.

También se ha mostrado «muy esperanzado» con el papel de Vox en el Gobierno de coalición de Castilla y León y ha resaltado que los consejeros de su formación se han elegido por «principios de meritocracia».

García-Gallardo avisa de que va a «supervisar» las consejerías del PP
Comentarios