martes 17/5/22

Iberdrola puso en servicio en España un total de 2.000 nuevos megavatios (MW) eólicos y solares durante la pandemia, lo que representa un crecimiento de más del 35% de su potencia renovable instalada en el país, con una inversión de más de 2.300 millones de euros desde 2019 en el desarrollo del parque de generación renovable. En lo que se refiere a la energía eólica, Castilla y León se situó a la cabeza en megavatios desarrollados.

En lo que respecta a eólica, ha instalado en España cerca de 500 MW desde 2019. Castilla y León ha sido la comunidad autónoma con más megavatios eólicos desarrollados por la compañía, con la puesta en marcha de los parques de Encillas (23 MW), BaCa (69MW), Fuenteblanca (10 MW) y el complejo Herrera II (63 MW), equipado con los aerogeneradores más potentes hasta el momento en España, con una potencia superior a la de los primeros instalados hace dos décadas.

La mayor parte de estos nuevos desarrollo correspondió a instalaciones fotovoltaicas, con el 76% del total. Destacaron en Extremadura la planta de Núñez de Balboa que, con 500 MW, es capaz de suministrar energía limpia a 250.000 personas. En esta región el grupo presidido por Ignacio Sánchez Galán también puso en marcha las plantas de Ceclavin (328 MW), Arenales (150 MW) y el complejo Campo Arañuelo (143 MW), esta última pionera en incorporar un sistema de almacenamiento de energía a través de una batería de 3 MW.

También construyó la planta fotovoltaica Andévalo, en Andalucía, de 50 MW, y puso en marcha en 2021 sus tres primeras plantas fotovoltaicas en Castilla-La Mancha: Barcience (50 MW), Olmedilla (50 MW) y Romeral (MW). Además, en Aragón instaló en Teruel la primera fotovoltaica que se construye en esta región, de 50 MW.

Iberdrola instaló 2.000 MW de renovables con CyL a la cabeza