lunes 18/10/21

Igea avisa al PP: irá a los tribunales si piden «prevaricar» en el Hubu

El vicepresidente y portavoz de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea (Cs), aviso ayer al PP de Burgos de que «quienes solicitan» que la Gerencia del Hospital de Burgos (Hubu) prevarique al no «cumplir y hacer cumplir la ley» a sabiendas en materia de nombramientos, «tendrán que explicarlo en los tribunales».

Igea mostró su total apoyo al director gerente del complejo hospitalario, José María Romo, quien por su parte grabó un mensaje en el que afea al PP que haya optado por «el ruido mediático y las redes sociales incendiadas».

«El gerente de Burgos cuenta con todo nuestro respaldo para cumplir y hacer cumplir la ley. Ley elaborada por el PP de Castilla y León», dijo Igea en un mensaje publicado en la red social Twitter, que remata con una advertencia: «Quienes solicitan que prevariquemos tendrán que explicarlo en los tribunales».

A este post de Igea se añade la grabación del gerente, en la que ha remarcado que él está «obligado a cumplir las normas» y «nadie» le puede pedir que se las salte, por lo que ha reconocido que «sorprende que las acusaciones se hagan contra normas que el PP ha implantado y puesto en marcha».

Sobre el caso del oncólogo García Girón, quien ha pedido seguir ejerciendo y no jubilarse, el gerente afirmó que hay «mecanismos regulares» para subsanar los errores que se pudieran haber cometido, en referencia a los recursos de reposición, y se mostró crítico con que el PP haya optado «por otra vía», centrada en el «ruido mediático» y las «redes sociales incendiadas», que resulta «muy poco provechoso para el hospital».

«Dice muy poco de quien lo está haciendo», apostilló el gerente del hospital contra los responsables provinciales del PP burgalés.

El que fuera jefe de servicio de Oncología del Hospital Universitario de Burgos (Hubu) denuncia persecución y acoso laboral por parte, entre otros de la consejera de Sanidad, Verónica Casado, y el director del hospital, José María Romo, después de que le hayan denegado la prórroga de su jubilación.

Después de 38 años de experiencia, Carlos García Girón se jubilará a los 68 años el 28 de octubre, después de que Sacyl le haya denegado la prórroga de dos años que había solicitado argumentando que su tarea «no es relevante».

García Girón se encarga de la formación de residentes, la recepción y estudio de 200 pacientes y el tratamiento de cuatro tipos específicos de cáncer.

Cinco oncólogos de Burgos leyeron la semana pasada en el Colegio de Médicos un comunicado respaldando la postura de García Girón y denunciando la situación que se ha generado.

Igea avisa al PP: irá a los tribunales si piden «prevaricar» en el Hubu