viernes 06.12.2019

José María Aznar: «El nivel de los políticos cada vez es más bajo»

Asegura que «España no se va a romper» y la sociedad catalana «se fragmenta».
José María Aznar: «El nivel de los políticos cada vez es más bajo»

«El nivel de los políticos cada vez es más bajo». Así de contundente se mostró ayer José María Aznar tras ser cuestionado sobre la visión que tienen hoy en día los ciudadanos de la clase política después de su conferencia en ‘Los Diálogos del Centenario’. El expresidente se refirió también en sus respuestas al público a la polémica de Cataluña asegurando que «la sociedad catalana se fragmenta con esa política suicida» y advirtiendo que «en la Constitución no cabe cargarse la Constitución».

Respecto al desapego que existe actualmente entre los ciudadanos y la clase política, Aznar reconoció que «el mundo entero vive un proceso de distanciamiento entre los responsables políticos y los ciudadanos por muchas razones». Aunque no quiso entrar a analizar todas ellas, advirtió que una de esas causas es «la impresionante revolución tecnológica» de los últimos años. «Hoy las nuevas tecnologías permiten que todo el mundo opine de cualquier cosa y en cualquier momento y esa democracia masiva choca con los mecanismos tradicionales», explicó el expresidente que aseguró que «integrar esos factores es una necesidad de nuestro tiempo».

Aznar advirtió además que «el sistema democrático y la realidad actual deben estar sujetos a unas reglas» ya que aseguró que «sin reglas la sociedad va encaminada al caos y eso puede generar consecuencias perversas para todos». En este sentido, lanzó un mensaje a los medios de comunicación y aseguró que «el periodismo no acaba con la situación actual, pero se hace de otra manera, lo que no significa que no haya que enterarse de las cosas o que haya que dejar de ser responsable».

El expresidente advirtió además que la «falta de reglas» en la revolución tecnológica «hace que la vida pública sea muy difícil para mucho gente y eso provoca que cada vez haya menos personas que quieren dedicarse a la vida política. Por eso el nivel de los políticos cada vez es más bajo y por eso es más necesario que nunca ponernos en manos de los más capaces». En este sentido, Aznar señaló que «de las crisis económicas se puede salir, pero de las crisis políticas es más complicado porque tienen consecuencias más duras», de ahí la necesidad de contar con líderes fuertes.

El expresidente insistió en que «ante la falta de reglas en lo público y el arrasamiento de la vida privada, tenemos que hacer que las cosas funcionen para que los ciudadanos sientan que están en un Estado fuerte, que el Estado de derecho funciona y que la ley hay que aplicarla porque sino se producen consecuencias». «Todo eso nos debe hacer reflexionar y tomar decisiones», sentenció.

José María Aznar respondió también a otra pregunta del público sobre el referéndum de Cataluña y se mostró tajante al asegurar que «España no se va a romper». «Lo que me dice el sentido común es que en la Constitución cabe lo que está escrito y lo que no, no cabe», afirmó en alusión a las declaraciones de Miguel Roca y Miguel Herrero de Miñón en las que abogaban por evitar la «no deseable» consulta soberanista, afirmando incluso que no veían necesaria la reforma de la Carta Magna.

Por su parte, aunque Aznar se mostró conciliador y aseguró en tono jocoso no sentirse con ganas de polemizar, aseveró que «en la Constitución no cabe cargarse la Constitución. Se puede reformar pero no cabe que la soberanía nacional deje de residir en el pueblo español».

El expresidente recordó que, con la Constitución, «España pasó de una dictadura a una democracia, de ser un país aislado a estar internacionalmente presente. Fue un pacto de futuro e integrador, un pacto de lealtades y los que tenemos una expresión de ideas nacionales reconocemos la pluralidad constitutiva de España a cambio de la lealtad a la Constitución».

Aznar defendió la unidad de España y señaló que «la sociedad catalana se fragmenta por esa política suicida». «La política es política y cuando es destructiva, rompe pactos y quiere volver a la exclusión, hay que ir a políticas que sumen y fortalezcan el Estado y en las que todos aporten y apuesten por la continuidad política de España», sentenció.

El también presidente de la Fundación Faes advirtió además que «en España tiene que haber un Estado que garantice la cohesión del país para el futuro y quien no cumpla las normas, deberá recibir la sanción correspondiente».

En este sentido, Aznar defendió la continuidad de España y aseguró que «se debe poner en marcha una gran política nacional para evitar que se produzca la independencia de Cataluña» y advirtió que «si eso se produce, habrá que actuar legal y políticamente y para eso hay que hacer política de la buena».

El expresidente del Gobierno defendió también el sistema de Justicia en España en respuesta a la pregunta de otra persona del público en la que cuestionó que el sistema judicial español sea igual para todos. «Defiendo que el Estado de derecho funcione y que la ley sea igual para todos y por eso se debe aplicar», argumentó Aznar que añadió que «hay cosas que tienen que quedar claras desde el punto de vista del Estado de derecho y del cumplimiento de la ley porque eso es seguridad jurídica y es lo que lleva a un Estado sólido».

José María Aznar: «El nivel de los políticos cada vez es más bajo»