lunes 23/5/22
DL6P22F1-18-14-45-4
Mañueco con ’Carlitos’ y la consejera Isabel Blanco. NACHO GALLEGO

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, garantizó ayer una inversión de 194 millones hasta 2023 para a modernizar y digitalizar los espacios y las instalaciones para llevar «lo mejor» de la tecnología a las personas en residencias y en hogares.

Doscientos hogares de personas con gran discapacidad de Castilla y León se convertirán en casas inteligentes de la mano de la domótica con el fin de incrementar tanto su bienestar como el de sus cuidadores. También se aplicarán sistemas de inteligencia artificial tanto en residencias como en hogares de personas mayores o con alguna discapacidad, con sensores y robots que permitan mejorar los cuidados de larga duración.

Andadores inteligentes con control de voz, robots de apoyo a los cuidados o cabinas de ducha de las que los dependientes salen secos son otras de las mejoras que se plantea la Comunidad dentro de su modelo de Servicios Sociales 5.0, donde los fondos europeos de recuperación se presentan como una gran oportunidad para relanzar y mejorar esa atención. Lo anunció Mañueco durante la inauguración en Valladolid del Congreso Nacional de Servicios Sociales e Innovación Tecnológica.

El congreso, que cuenta con la presencia de las consejeras del ramo de País Vasco, Galicia, Murcia y Castilla y León, y con representación del Gobierno de Navarra, conocerá nuevas soluciones tecnológicas aplicadas a los servicios sociales y casos de éxito en la administración pública española.

El presidente de la Junta, que fue presentado en el Congreso por uno de esos robots que ayudaran en este sector, bautizado como Carlitos, abogó por los avances en clave digital, la modernización de los espacios ya existentes y llevar lo mejor de la tecnología a las personas tanto en las residencias como en sus hogares, para lo que hasta el 2023 se inyectarán 194 millones en Castilla y León.

No obstante, Mañueco defendió que «el calor humano, por mucho que ayude Carlitos, es insustituible», y puso en valor el trabajo de los trabajadores que desde la Junta pero también desde el tercer sector social han estado en los momentos más duros de la pandemia.

Las nuevas tecnologías permitirán «un gran salto adelante en apoyo a las personas y los cuidadores», añadió el presidente de la Junta, quien apostó por la domotización y la robótica al servicio de los más vulnerables.

Otras mejoras serán la extensión a todos los mayores de 65 años la teleasistencia avanzada gratuita o aumentar la instalación de dispositivos que detecten en los hogares la presencia de fuego, humo gas u otras fugas, con el fin de evitar riesgos innecesarios a los mayores y dependientes.

Mañueco recordó además la estrategia para combatir la soledad en la Comunidad, donde hay 145.00 personas mayores que viven solas —31.100 de 65 años y más años en la provincia de León a 1 de enero de 2020, según el INE—, e incidió en que la tecnología también puede ayudar a la hora de reducir los plazos para reconocer el derecho a la dependencia, actualmente en dos meses en Castilla y León, y que en un año se reducirá a uno.

El presidente de la Junta, que recordó que la Comunidad tiene uno de los servicios sociales mejor valorados del conjunto autonómico, en lo que es una seña de identidad de CyL, reflexionó sobre la incidencia de estas políticas a la hora de fijar población al territorio.

El congreso ha contado con la colaboración de Inetum, una empresa de servicios y soluciones digitales, cuyo director de Gobierno y Servicios Públicos, Josep Aracil, incidió en los fondos europeos no para hacer innovaciones disruptivas, sino para que todos los planes que estaban antes de la pandemia y los que han surgido de ella se puedan «acelerar», con el objetivo de avanzar en un nuevo modelo.

Compartió con Mañueco la importancia del factor humano, y en ese sentido, referido a la teleasistencia, defendió un modelo híbrido, presencial y telemático, que deben convivir para que «no se deshumanicen los servicios».

En esta jornada Fernández Mañueco estuvo acompañado de la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades de la Junta de Castilla y León, Isabel Blanco, además de la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, Beatriz Artolazabal, la conselleira de Política Social de la Xunta de Galicia, Fabiola García, la consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familia y Política Social del Gobierno Regional de Murcia, Isabel Franco, y el director general del Observatorio de la Realidad Social, de Planificación y de Evaluación de las Políticas Sociales del Gobierno de Navarra, Luis Campos.

La Junta convertirá 200 hogares dependientes en casas inteligentes
Comentarios