jueves. 02.02.2023
El delegado del Gobierno asegura que durante el 2003 descendió un 0,7% la delincuencia

Monge destaca que la comunidad está a la cabeza en seguridad

En Castilla y León se cometen once delitos por cada mil habitantes y tiende a descender
Isaias García Monge, junto al subdelegado del Gobierno en León, Víctor Núñez
El delegado del Gobierno en Castilla y León, Isaías García Monge, destacó que la Comunidad cierra el ejercicio a la cabeza en materia de seguridad ciudadana y más bajo índice de delincuencia, al registrar un descenso del 0,7 por ciento en cuanto a la suma de delitos y faltas. Así, a falta de los datos del último mes, entre enero y noviembre de 2003 se ha producido un descenso del 3,7 por ciento en el número de delitos y un incremento del 1,6 por ciento en las faltas, con lo que sumados ambos conceptos el descenso de la delincuencia se sitúa en el 0,7, lo que equivale a 11 delitos por cada 1.000 habitantes. García Monge, en declaraciones a Europa Press, valoró la situación de altamente positiva y declaró que supone el «mantenimiento y consolidación» de la tendencia que viene manteniendo Castilla y León en los últimos años y que revela el elevado grado de seguridad ciudadana existente. Pajarillos Sobre la situación de conflicto permanente que a lo largo del año se ha vivido en el vallisoletano barrio de Pajarillos, donde los vecinos se han echado a la calle para luchar contra el tráfico de drogas, el máximo responsable del Gobierno en Castilla y León confesó seguirla con «preocupación» pero defendió el papel jugado por las distintas administraciones, que, junto con las asociaciones vecinales, «han sabido hacer frente al problema y tomado decisiones que han conseguido disminuir la venta al menudeo». Y todo ello pese a la «intolerancia» de la que, en su opinión, han hecho gala determinados responsables de la Coordinadora Contra el Narcotráfico de Pajarillos que han aprovechado la situación para «instrumentalizar» a los vecinos. «Todos sabemos que hay personas de Izquierda Castellana que están moviendo al barrio y que no tienen otro objetivo que el de pedir a la administración que dé un paso más», denunció García Monge. Respecto del balance del año recién concluido, el dirigente del PP destacó fundamentalmente que desde 1996 son ya 880 kilómetros de autovía los puestos en marcha en Castilla y León, 600 de ellos ya en servicio y otros 280 en obra, a lo que se sumarían las obras para la llegada de la Alta Velocidad. Aseguró que su futuro depende de la próxima cita electoral.

Monge destaca que la comunidad está a la cabeza en seguridad
Comentarios