domingo 22/5/22

La familia de una mujer de 63 años que murió el martes en su domicilio de Valladolid ha denunciado en el Juzgado de Guardia a la sanidad pública de Castilla y León (Sacyl) por falta de asistencia médica, tras una semana de llamadas telefónicas a su centro de salud y sin que le facilitaran una ambulancia para trasladarla.

Así figura en la denuncia presentada por la familia, ante la que la asociación del Defensor del Paciente ha reclamado que la Fiscalía emprenda de oficio una investigación para tratar de aclarar las circunstancias en que se produjo este fallecimiento de la mujer al entender que en este caso puede existir supuestamente una omisión del deber de socorro.

El consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez, no descartó ayer una investigación interna aunque aseguró que confiaba en que la justicia aclarase el caso. El consejero sostuvo que desconocía si este caso está ya judicializado o no, más allá de lo publicado en los medios de comunicación, aunque manifestó su confianza total en la Justicia.

Vázquez indicó también que su departamento puede abrir una investigación interna para ver qué circunstancias se han producido en este caso, que ha dicho lamentar «profundamente».

Fue el pasado 12 de enero cuando esta mujer comenzó a encontrarse mal y llamó al 112 para solicitar asistencia médica y le derivaron a su centro de salud, pero al intentar pedir una cita se encontró con que el teléfono estaba «siempre comunicando» y decidió acostarse para ver si se recuperaba, según el comunicado enviado por la asociación, que destaca que «le dolía el brazo derecho y se le dormía la mano».

Tras seguir insistiendo en los siguientes días, hacer un test de farmacia para descartar la covid —dio negativo— y tratar de encontrar asistencia médica en el centro de especialidades Arturo Eyries, siguió sin ser atendida, según figura en la denuncia presentada por la familia, de cuyo contenido informa la asociación.

La madre octogenaria de la mujer, fue quien encontró el cuerpo sin vida de su hija, después de que los hijos trataran de localizarla por teléfono y no hubiera respuesta, por lo que llamó al 112, que no movilizó medios sanitarios al entender que ya se encontraba fallecida por las indicaciones de la madre, y luego a la Policía, que sí movilizó un médico del centro de salud Casa del Barco, según el relato de la familia y la asociación de defensa de los pacientes.

Muere una mujer que no recibió atención médica durante siete días