lunes. 15.08.2022

El teniente coronel jefe de la UEI había decidido asumir en persona la negociación para poner fin a la retención del rehén y convencer al asesino de que se entregara a la autoridad judicial.

Expertos en este tipo de actuaciones, los miembros de la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil están preparados para solucionar cuestiones de estas características.

«Están altamente cualificados para afrontar cualquier situación de especial gravedad», detallaron a este periódico fuentes este organismo. Así, la misión de este cuerpo no es nada sencilla, ya que se encargan de «neutralizar el peligro y liberar a las víctimas con una intervención rápida, eficaz y segura», aseguran fuentes de la Benemérita.

Su líder, el teniente coronel jefe tiene vínculo leonés pero apenas había referencias suyas durante la mañana en el entorno de la Guardia Civil de León. Son la unidad de élite la Guardia Civil. Están altamente cualificados para afrontar cualquier situación de especial gravedad. Su misión no es fácil: neutralizar el peligro y liberar a las víctimas con una intervención rápida, eficaz y segura.

De acuerdo a los datos recabados por este periódico, la familia del herido habría partido ya para Valladolid, aunque la ausencia de datos oficiales en torno a su figura marca estas horas. Otras fuentes señalan que la que es leonesa es la esposa del damnificado.

UN MAL FINAL

‘Chiqui’, el asesino, esperó en el portal de su casa durante horas a que llegara el que había sido su amigo de toda la vida y de comuniones, ‘Dioni’, con el que había tenido una disputa esa misma noche, y allí le asestó un disparo a bocajarro en el pecho que acabó con su vida para luego atrincherarse junto con un rehén, un yerno, en su domicilio.

‘Chiqui’ y ‘Dioni’, como cuentan en su pueblo, eran dos amigos de toda la vida, que habían asistido a sus bodas y comuniones de sus hijos e hijas, pero cuya relación se había ido deteriorando con el paso de los años. Y era especialmente mala la relación que mantenían la mujer del fallecido y la actual pareja del presunto asesino.

«Las mujeres se llevaban a matar, pero no ha sido hasta que han entrado los hombres cuando realmente ha habido un muerto», resumió una de las vecinas del municipio, que ha preferido no identificarse, pues ha augurado que esto «solo es el principio», ya que teme que este fatal desenlace se resuelva con algún tipo de ajuste de cuentas. Celos, posibles amoríos y problemas con el consumo de drogas son las explicaciones que estaban en boca de todos los vecinos cuando eran preguntados por los motivos de este suceso.

La negociación para poner fin al conflicto que se truncó de un tiro