jueves 29/7/21
Efectos de la pandemia

La Plataforma SOS Turismo Rural Castilla y León ya cuenta con 300 propietarios

Una casa de turismo rural en Molinaseca. ANA F. BARREDO
Una casa de turismo rural en Molinaseca. ANA F. BARREDO

La plataforma SOS Turismo Rural Castilla y León cuenta con cerca de trescientos propietarios de estos alojamientos, desde su constitución el pasado 7 de diciembre, como "reacción a la situación de crisis que vive el turismo rural" en esta comunidad autónoma.

La puesta en marcha de la plataforma responde a la "dura situación sobrevenida por la pandemia", con el cierre de los establecimientos de turismo rural por la "nula ocupación" que sufren desde el pasado marzo y el cierre perimetral del territorio que aboca a "la ruina económica al sector", señala este lunes en una nota informativa.

Ante esta situación, un grupo de propietarios de casas rurales y empresas de turismo decidió crear la plataforma SOS Turismo Rural Castilla y León para tratar de llevar sus reivindicaciones a "las autoridades competentes para hacerse escuchar".

Constituida hace poco más de un mes, ya cuenta con cerca de trescientos propietarios de toda Castilla y León que se han sumado al proyecto, estando presente en "las principales redes sociales" y habiendo elaborado un manifiesto con reivindicaciones que consideran "fundamentales para sobrevivir a la dura situación que se presenta".

Para ello, este miércoles está previsto que representantes de esta plataforma se entrevisten con el delegado territorial de la Junta en Ávila, José Francisco Hernández, al que tienen previsto plantear "algunas de las soluciones que están en manos de la administración" y que podrían mitigar su "penosa situación".

Una de las principales se centra en la concesión de "ayudas directas" a las casas rurales, ya que cuando están ocupadas "son el motor económico de los pueblos", explica la asociación.

Sin embargo, la paralización del turismo rural "deja en desventaja a bares, restaurantes, panaderías, comercios, gasolineras y en general, a toda la actividad económica que ve un alivio en los visitantes que ocupan los establecimientos rurales".

Por otra parte, la Asociación de Turismo Rural Ribera del Adaja, de Ávila, ha solicitado a la Diputación una línea de "ayuda directa" que permita a los propietarios y empresas de turismo rural de la provincia "abordar los gastos fijos que tienen de la cuota mínima en el suministro de agua y de IBI".

En la petición se apunta que la institución provincial "siempre ha estado comprometida con el sector turístico" abulense, siendo representado en ferias, convenciones y exposiciones, de ahí que considere que "ahora no es momento de dejar solo a este sector" y se piense en "paliar los numerosos gastos y pérdidas que vienen acumulando desde el pasado marzo cuando se declaró la pandemia". 

La Plataforma SOS Turismo Rural Castilla y León ya cuenta con 300 propietarios
Comentarios