sábado 25.01.2020

La presión fiscal de los municipios crece en 120 euros por habitante

ical | valladolid


Las corporaciones locales urgen un nuevo sistema de financiación para poder desarrollar los servicios de proximidad que prestan a sus ciudadanos con garantías y calidad. La escasa progresión de ingresos corrientes desde la Administración estatal obliga a estas administraciones a tirar de impuestos y la presión fiscal sobre el ciudadano crece cada año, con un aumento del 27,4 por ciento en la década de 2007 a 2017. Ese porcentaje se traduce en 120,4 euros más por habitante, hasta una media de 560,03. Sin embargo, ese dato es 13,1 puntos inferior a la media nacional, que fue de 644,3 euros por persona.


El último informe gubernamental sobre las Haciendas Locales, con cifras cerradas del año 2017, evidencia que los municipios de la Comunidad, recaudaron por impuestos 1.358,5 millones de euros, un 22,2 por ciento más que en 2007; lo que supone que cada habitante abonó 560 euros de media, con un avance del 27,4 por ciento respecto a una década atrás.


La evolución de los ingresos fiscales de los municipios fue mejor en el conjunto nacional, donde recaudaron en 2017, un total de 30.006,2 millones de euros, con un aumento del 25,1 por ciento respecto a 2007; lo que provocó una subida de la presión fiscal por habitante del 21 por ciento en la década de estudio, hasta los 644,3 euros. La merma poblacional que desangra Castilla y León influyó en el mayor crecimiento de la presión fiscal por persona en la Comunidad respecto a la media, ya que la autonomía perdió durante esa década el cuatro por ciento de su habitantes (102.616), hasta los 2.425.801, cuando en España se elevaron un 3,3 por ciento, hasta los 46.572.132.


Cabe destacar que Castilla y León era en 2017, la sexta autonomía con menor presión fiscal municipal por habitantes, por delante de Galicia (462,73 euros); País vasco (469,5); Navarra (471,67); Extremadura (477,95); y Asturias (527,23). En lo alto de la tabla, se situaron Baleares (903,61 euros); Madrid (798,26) y Cataluña (760,9).


Fuentes de la Federación de Municipios y Provincias de Castilla y León (FRMP) denunciaron las «enormes dificultades» para que las corporaciones locales puedan «continuar garantizando y mejorando el buen funcionamiento de nuestros pueblos y ciudades».


En este sentido, lamentaron que los instrumentos de financiación con los que cuentan «no son suficientes para poder seguir soportando la carga de servicios que prestamos». «Los nuevos servicios y competencias impropias son cada día mayores y las entidades locales son las que debemos garantizarlas», destacaron desde esta institución que presiden la presidenta de la Diputación de Palencia, Ángeles Armisén.


Las mismas fuentes expresaron a Ical, que son las administraciones locales las que generan superávit, pero «el destino del mismo está excesivamente limitado». Así, reclamaron «tener una libre disposición para invertirlo en seguir manteniendo la calidad de vida de nuestros ciudadanos». «Por eso es necesaria una reforma de la financiación local suficiente y simultánea a la financiación autonómica», concluyeron.

La presión fiscal de los municipios crece en 120 euros por habitante