martes. 29.11.2022

El PSOE arrebata el control de la comisión de las eólicas y anuncia que sólo es el principio

PP y Cs pierden el poder sobre la investigación de la trama, consecuencia de la fracasada moción de censura de Tudanca
Ana Sánchez ayer, tras hacerse con la comisión de la eólicas. CYL

La parlamentaria socialista Ana Sánchez es desde ayer la nueva presidenta de la comisión de investigación constituida en su día en las Cortes de Castilla y León sobre la denominada trama eólica, situación que ha sido abiertamente criticada tanto por el PP y Cs, ya que acusan a los socialistas de haber «caído muy bajo» al haberse aprovechado de la baja por enfermedad del anterior presidente e integrante de la formación naranja.

La procuradora socialista, con el apoyo de Podemos, se ha impuesto en la votación celebrada para suceder en el cargo al hasta ahora presidente del citado órgano investigador, José Ignacio Delgado, el procurador de Cs que el 23 de febrero contrajo el virus del covid-19 e ingresó el 1 de marzo en la UCI del Hospital Universitario de Burgos (UBU). La salida de María Montero del grupo de Cs con motivo de la moción de censura presentada por el PSOE contra el gobierno de Alfonso Fernández Mañueco hizo que PP y Cs perdieran la mayoría absoluta en las Cortes, una situación que se ha mezclado ahora en esta comisión sobre los parques eólicos ya que Delgado, su anterior presidente, tuvo que ser relevado cuando enfermó de covid.

Es la segunda votación que pierde la coalición PP-Cs. La víspera, la ausencia de un procurador de Cs del hemiciclo permitió al PSOE sacar adelante una moción para fiscalizar los fondos Feder.

Ayer, la comisión se reuniópara elegir al nuevo presidente y esta nueva situación ha derivado en un empate entre la suma del PSOE y el grupo mixto (40) y PP y Cs (40). Ante este empate entre las candidaturas de la socialista Ana Sánchez y el procurador de Cs José Ignacio Delgado —que ha vuelto a ser designado por su partido— se ha aplicado el artículo 34.1 del Reglamento, que es el mismo que regula la elección de la Mesa de las Cortes y se aplica igualmente en esta tesitura. Ese artículo establece que «se considerará elegido el candidato que forme parte del grupo político o coalición electoral que hubiera obtenido un mayor número de votos en el territorio de la Comunidad Autónoma», en este caso el PSOE, al haber sido el partido más votado a nivel autonómico en 2019.

La nueva presidenta ha dejado claro cuáles son sus intenciones: «¡En Castilla y León hay un nuevo escenario político con la pérdida de la mayoría en la cámara del PP y Cs, que ha perdido su capacidad de bloqueo en esta comisión. Esto acaba de empezar y a partir de ahora sí que se va investigar la corrupción durante décadas del Partido Popular en esta Comunidad!», dijo.

En un giro aún mayor, Sánchez ha extendido esas investigaciones a las residencias de mayores, que sufrieron 4.000 fallecidos a causa de la pandemia en la Comunidad.

La nueva presidenta ha atribuido el logro a la moción de censura presentada por el líder autonómico socialista, Luis Tudanca, contra el actual Ejecutivo autonómico y que, pese a decaer, «la han ganado los ciudadanos de Castilla y León» porque se ha traducido en la pérdida de la mayoría en la cámara de los partidos que lo sustentan con la marcha al grupo mixto, como no adscrita, de la hasta entonces procuradora naranja María Montero.

«Hoy es un gran día para Castilla y León porque empieza una nueva comisión de investigación sobre la corrupción del PP en esta Comunidad, que entre todas juntas ha esquilmado más de 1.100 millones a sus ciudadanos, y llegaremos hasta el final para dar con los responsables y para averiguar a qué bolsillos ha ido hasta el último euro», ha incidido Sánchez, convencida de que, amén de las responsabilidad penales que ya se investigan en sede judicial, habrá también que depurar otras morales y políticas.

ESTAR AL CORRIENTE DE LA TRAMA

La recién elegida presidenta también ha anunciado que habrá un nuevo calendario de comparecencias, con inclusión posible de aquellos que en su día fueron desechados y la nueva citación de otros como las del actual presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y del consejero de Economía y Hacienda, Carlos Fernández Carriedo, de quienes ha vuelto a insistir en que estaban al corriente de la trama eólica y colaboraron con ella.

En la misma línea, la procuradora de Podemos, Laura Domínguez, consideró que el relevo en la comisión plasma que «el cambio ha llegado a las Cortes de Castilla y León», algo que, como ha puntualizado, su formación ya planteó desde el inicio al entender que no era lógico que ninguno de los dos partidos que sustentan el Gobierno autonómico dirigiera investigación.

«No entendemos que la comisión esté acabada sino todo lo contrario, ya que se abre una nueva etapa y todavía queda mucha gente por comparecer en ella, entre 30 ó 40, con la posibilidad de extender la lista, que pueden aportar claves sobre la corrupción ocurrida durante décadas en esta región», se ha felicitado.

Con distinto semblante han comparecido ante los medios el ya expresidente de la comisión, el parlamentario de Cs José Ignacio Delgado, y el popular Salvador Cruz, quienes han acusado a los socialistas de utilizar algo tan bajo como la enfermedad del anterior presidente para hacerse con las riendas de la comisión.

Delgado señaló a Sánchez por utilizar como «herramienta política» su enfermedad combinada con el apoyo de tránsfugas, en referencia a la ya exparlamentaria de Cs, María Montero, a la que ha exigido la entrega del acta «si de verdad le queda algo de dignidad y palabra» y cuya actuación ha enmarcado en la «perversión de la democracia».

Para Delgado, «por mucho que se quiera edulcorar, se ha utilizado un ingreso en la UCI como arma política», al tiempo que ha rechazado que durante la presidencia ejercida por él en la comisión se hubiera bloqueado o paralizado la investigación.

CAER MUY BAJO

El popular Salvador Cruz dijo no entender que el PSCyL «sea capaz de caer tan bajo» y aprovechara la solicitud de cambio de presidente que Cs, «de buena fe», formuló antes de la presentación de la moción de censura ante la previsión de que la baja por enfermedad del entonces presidente se dilatara en el tiempo.

Cruz lamentó que la votación «se haya alterado por un voto ponderado, ya que la procuradora de Podemos ha votado por todo el Grupo Mixto», y confía en que la comisión mantenga la misma línea de trabajo. Sin embargo, sí vaticinó que lo ocurrido ha puesto fin a la «cortesía parlamentaria».

El PSOE arrebata el control de la comisión de las eólicas y anuncia que sólo es el...
Comentarios