martes 11/8/20

El PSOE denuncia la «parálisis» de la gestión sanitaria

Diego Moreno advierte de las carencias de la Comunidad en infraestructuras
El procurador Diego Moreno. JESÚS F. SALVADORES
El procurador Diego Moreno. JESÚS F. SALVADORES

El grupo parlamentario socialista ha denunciado este viernes la «parálisis» que sufre la gestión sanitaria en Castilla y León, tras el primer año de gobierno del PP y Ciudadanos, en lo que respecta a infraestructuras, Atención Primaria, centros hospitalarios o en cuanto a listas de espera.

Así lo ha asegurado el coordinador del área de Sanidad del Grupo Socialista, Diego Moreno, quien ha destacado que «gracias a que hay excelentes profesionales en el sistema público sanitario, la salud de los ciudadanos no se ha deteriorado más».

En este sentido, ha insistido en que «no solo no se han producido avances, sino que la gestión sanitaria está paralizada o peor de lo que estaba» y ha criticado que «cinco de cada seis infraestructuras no verán la luz en esta legislatura e, incluso, en la mayoría de los casos, no se pondrá ni un ladrillo». «Estamos hablando de infraestructuras que llevan comprometidas desde hace años, como es el caso del Hospital de Aranda de Duero», ha matizado Moreno, quien ha recordado que, el PSOE, a través del Plan de Reestructuración sanitaria ha incluido la dotación de aceleradores lineales en aquellas provincias que no les tienen.

Pero sobre todo, ha hecho hincapié en la necesidad de que se prioricen equipamientos sanitarios como el hospital de Segovia, «ya que la crisis por el coronavirus ha demostrado la carencia existente en esta provincia» o la rehabilitación del hospital Virgen del Mirón de Soria, «otra provincia que se vio muy afectada por la pandemia», ha recordado.

Asimismo, el grupo socialista en las Cortes regionales ha solicitado el incremento de unidades de cuidados intensivos, UCIS, en todos los centros hospitalarios «por si es necesario hacer frente de nuevo al coronavirus, para que se cuente con los medios necesarios en toda la comunidad», ha comentado Moreno. Por su parte, la portavoz socialista de Sanidad, Inmaculada García, ha recordado que el PSOE «apuesta por un sistema sanitario público fuerte, transparente, y de calidad, y no por un mercado sanitario, que cuente con la financiación adecuada a las características territoriales y demográficas de la comunidad». En su opinión, «el coronavirus ha supuesto una crisis que ha afectado a todos los ámbitos de la vida y se ha producido en un contexto de décadas de recortes en la salud pública que se han traducido en que Castilla y León ha sido una de las más afectadas por la pandemia». «La salud pública de la comunidad ha sido abandonada durante años y, 600 veterinarios y farmacéuticos fueron olvidados y no se contó con ellos durante esta crisis, cuando pudieron haber aportado mucha ayuda», ha indicado.

El PSOE denuncia la «parálisis» de la gestión sanitaria