lunes. 15.08.2022

El Ayuntamiento de Salamanca aprobó ayer, en sesión plenaria y con la única oposición de Ganemos, endurecer las medidas contra las despedidas de soltero que se celebran en la capital salmantina y así acabar con las molestias y el daño a la imagen de la ciudad.

Los grupos del PP, PSOE y Ciudadanos se mostraron a favor de la modificación de la Ordenanza Municipal para la Protección de la Convivencia Ciudadana, mientras que Ganemos votó en contra.

Esta nueva norma, que tendrá un periodo de exposición pública para que los ciudadanos puedan hacer sus aportaciones, fue defendida por el portavoz del PP, Fernando Rodríguez, en el sentido de que dota al Consistorio de «medidas para perseguir conductas incívicas».

Entre las medidas que recoge se incluye la prohibición de «transitar o permanecer total o parcialmente desnudo por espacios públicos o privados abiertos».

Por su parte, Ciudadanos, a través de su portavoz, Alejandro González, pidió «una reforma integral» de la norma, «más allá» de un mero cambio «puntual de perseguir algunas imágenes», mientras que Virginia Carrera, de Ganemos justificó el voto de su grupo en contra porque algunos artículos dejan la aplicación de sanciones a «la subjetividad» de la Policía Local.

Esta medida se suma a otras iniciativas puestas en marcha por el Ayuntamiento de Salamanca en los últimos meses, como la actuación con «absoluta firmeza» contra aquellos establecimientos hosteleros que utilicen el consumo abusivo de alcohol y organicen fiestas denigrantes de contenido sexual como reclamo para captar clientes.

El Consistorio reaccionó así a algunos vídeos que aparecieron en internet y anunció «tolerancia cero».

Salamanca pone límites a las despedidas de solteros