miércoles. 30.11.2022
Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer, con María Pardo. R. GARCÍA

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, aseguró ayer en Valladolid que la vivienda es un recurso «básico», por lo que la Junta de Castilla y León debe facilitar su acceso a las personas que menos tienen, por la vía del alquiler, pero también en propiedad, a un precio razonable. Subrayó que el nuevo Gobierno autonómico centrará sus políticas en el acceso a la vivienda en el medio rural y entre los más jóvenes, por el reto de la lucha contra la despoblación, tal y como se ha trabajado en los últimos años. Avanzó que se adoptarán nuevas medidas para la presente legislatura, que serán anunciadas en su comparecencia en las Cortes el próximo miércoles para exponer el programa de la Consejería.

Con motivo del acto de la toma de posesión de la nueva directora general de Vivienda, Arquitectura y Patrimonio, María Pardo, el consejero apuntó que otro de los retos de legislatura será la sostenibilidad para desarrollar ciudades inclusivas, socialmente, además de respetuosas con el medio ambiente, con el fomento de la rebaja del uso de los combustibles fósiles y los sistemas de movilidad que faciliten los desplazamientos sin vehículos a motor. Objetivos que se enmarcan con los compromisos adquiridos con la Unión Europa y la ONU para reducir el calentamiento global de la atmósfera.

Tras este repaso, Suárez-Quiñones consideró que la Dirección General de Vivienda, Arquitectura y Patrimonio es un «muy transversal» al tener que colaborar con otras áreas de Fomento y Medio Ambiente.

Suárez-Quiñones avanza nuevas medias para el acceso a la vivienda en los pueblos
Comentarios