sábado. 04.02.2023
POLÉMICA EN LAS CORTES

Latido fetal. Vox consigue que las mujeres pasen por salud mental antes de abortar

García-Gallardo defiende que su presencia en el Gobierno valdría la pena si «evita que un sólo niño sea abortado»
undefined
Imagen de archivo de una mujer embarazada. EFE

La sanidad pública de Castilla y León, Sacyl, contará con un protocolo de derivación a los equipos de salud mental de mujeres embarazadas «que lo requieran», como fórmula para prevenir abortos, además de ofrecer una cuarta ecografía en el primer trimestre del embarazo para que los progenitores puedan «escuchar el latido del bebé» y una ecografía 4D antes de interrumpirlo.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha explicado el contenido de estas nuevas medidas en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, donde ha defendido que se trata de un acuerdo asumido por el Ejecutivo autonómico en su conjunto, con un agradecimiento específico hacia el consejero de Sanidad, Alejandro Vázquez (PP), con quien han negociado estas iniciativas y a quien ha visto «muy dispuesto».

El consejero, que en el mismo momento comparecía en otro lugar de Valladolid, ha sostenido al ser preguntado por los periodistas que esas nuevas políticas «aportan una visión diferente de tomar medidas que faciliten la natalidad», conforme al acuerdo de gobernabilidad cerrado entre el PP y Vox.

Ecografías 4D
«La intención de la ecografía 4D es favorecer la implicación emocional de la familia con el feto»

Ha reconocido que la bolsa de psicólogos clínicos está vacía aunque hay recursos suficientes en la Comunidad para garantizar esa asistencia a las embarazadas.

Preguntado por el cambio concreto que introducirá el protocolo de Atención Primaria en el trato a las mujeres embarazadas que allí acudan, García-Gallardo ha dicho que se dará un trámite «preferente» y los profesionales les ofrecerán acceso a «una atención psicosocial específica», algo esto último ya previsto en la Ley del Aborto, que establece la necesidad de ofrecer atención psicológica y un periodo de reflexión de al menos tres días.

La intención de la Junta es que estos nuevos protocolos de atención a las mujeres embarazadas entren en funcionamiento «inmediatamente», aunque ha reconocido que las cuestiones de logística, como un posible incremento de plantillas en el ámbito psicológico o adquisición de aparatos, corresponden a la Consejería de Sanidad.

Escuchar el latido

El vicepresidente ha desgranado que la segunda de las medidas «provida» pactadas dentro del marco del acuerdo de gobierno entre el PP y Vox se concreta en un «protocolo de latido fetal», que se materializará en que las gestantes podrán acceder entre las semanas sexta y novena del embarazo a una ecografía, con la intención de que se vinculen emocionalmente al bebé, mientras que se mantendrían las actuales tres ecografías para las semanas 12, 20 y 33 de la gestación.

García-Gallardo ha defendido que esta y el resto de medidas merecerán la pena con que uno solo de los abortos previstos pueda evitarse, ya que ha asegurado que la continuidad de los embarazos es la «natural y propia», frente a la «tragedia» que supone para los bebés no nacidos y las madres que recurren al aborto.

Ecografías 4D

En concreto, preguntado por si todos los hospitales de la Comunidad disponen de ecografías 4D, García-Gallardo ha explicado que la información trasladada por Sanidad indica que «casi todos» tienen, mientras que ha preferido no detallar qué vía tomará Sacyl para ofrecer ese servicio a las embarazadas cuyo hospital de referencia carezca de ellas. Sobre esta tecnología, el vicepresidente ha reconocido que desconoce en qué momento del embarazo se procedería a su realización, aunque para que tenga efecto sobre el pretendido desistimiento del aborto tendría que ser en una primera fase de la gestación, que es cuando la Ley del Aborto lo permite, mientras que actualmente este tipo de vídeos se suelen realizar en la última parte del embarazo.

La intención, según figura en la documentación aportada por la Junta, es favorecer la «implicación emocional» de la familia respecto al feto, al observar «una imagen del bebé con sus rasgos y gestos faciales, manos, dedos, pies y resto de cuerpo», aunque este momento del proceso ya sería incompatible con una interrupción del embarazo legal. Por último, García-Gallardo ha defendido el derecho de los médicos a ejercer la objeción de conciencia.

El Decreto de Concordia sigue «en negociación» y confía en tener noticias «pronto»

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León ha explicado que el anunciado ‘Decreto de Concordia’, una de las exigencias de los de Santiago Abascal para cerrar el pacto de Gobierno. Dicho esto, el vicepresidente de la Junta se ha mostrado confiado en poder tener noticias al respecto «pronto» para esa aprobación del ‘Decreto de Concordia’.

También se ha pronunciado sobre la iniciativa de los procuradores de Vox para la protección de 190 vestigios de la guerra civil y el franquismo, unos expedientes que analizará la Consejería de Cultura, que gestionan los de Santiago Abascal.

Latido fetal. Vox consigue que las mujeres pasen por salud mental antes de abortar
Comentarios