martes 18/5/21
Sabor de León

La cecina gana en las Cortes

El Consejo Regulador IGP Cecina de León deslumbra en el Congreso. de los Diputados con una degustación del emblemático producto leonés.
Jesús Posada, presidente del Congreso, casi hasta se atrevió con el cuchillo.

La cecina de León hizo magia ayer en Madrid en el Congreso de los Diputados porque entra bien por la derecha y por la izquierda. Y logró la mayoría absoluta del placer en que consiste probarla. Jesús Posada, presidente de la Cámara Baja, recibió a la delegación leonesa del Consejo Regulador IGP Cecina de León, que ofreció en la cafetería una degustación en la que cualquiera de sus señorías votó a favor de repetir...

Posada, que es el medio centro encargado de repartir juego y que fluya la cosa política, recibió con agrado la exquisita presentación, con un maestro cortador de cecina que en directo fue ofreciendo plato tras plato y que, nunca mejor dicho, hizo las delicias de los presentes, no solo diputados, en el acto de ayer. Incluso, el presidente del Congreso sacó a colación el origen leonés de su suegra, y prometió que le haría probar lo que ayer levantó pasiones gastronómicas.

De hecho, algún diputado más rescató sus orígenes familiares leoneses. O, por ejemplo, más directamente, Nicanor Sen, diputado socialista y alcalde de Cistierna, que quiso acercarse a compartir unos minutos con los asistentes y participar del elogio de la cecina en el Congreso de los Diputados.

Natalia Ordóñez Gutiérrez, presidenta del consejo regulador, y Raquel Factor Alonso, directora técnica, ejercieron de excelentes maestras de ceremonias de la presentación de lo que una vez más quedó claro: la cecina se presenta sola, con tal de que haya un plato lleno de lonchas de primera calidad.

Trabas sanitarias

Raquel Factor aprovechó la ocasión para reivindicar y advertirle a Posada de que pese al potencial y aceptación de la cecina en todo el mundo, cuentan con el hándicap de las trabas sanitarias, que actúan de frontera comercial encubierta. De hecho, el propio Jesús Posada fue el primero que señaló ese detalle como causa de la dificultad comercial en la que tiene que fajarse la exportación de la cecina, como producto minoritario frente a otros masivos como el jamón.

Pero también quedó ayer de manifiesto que no se trata ni de competir ni de comparar. Sobre todo cuando lo que hay que hacer es degustar cecina.

El maestro cortador de cecina incluso ilustró a los asistentes en detalles tan importantes sobre cómo conservar la cecina, una vez en casa. «Con papel de envolver del de toda la vida es como mejor se conserva. Y si se guarda en el frigorífico, lo mejor es que sea en el cajón de la fruta», explicó.

Durante el acto, muchos asistentes se acercaron a probar la cecina y a preguntar detalles de su elaboración. Hasta Posada cogió un cuchillo y casi se atrevió a cortar unas lonchas.

Cecina de León demostró que ha venido a este negocio para quedarse. Como señaló Raquel Factor: «Hemos pasado de la elaboración a domicilio a la producción industrial. Y el potencial de la cecina permite crecer. Pero debemos abordar esas trabas sanitarias a la exportación», insistió. Natalia Ordóñez, por su parte, explicó que a nivel de España «son muchas las comunidades en las que ya es de sobra conocida, como Galicia o País Vasco». Pero hay que poner en marcha la apasionante aventura de darse a conocer aún más, como Andalucía.

La cecina gana en las Cortes
Comentarios