domingo 22.09.2019

Lost in translation

Hay algunos que tratan de perpetrar un personaje; suelen ser los mismos que no tienen del todo claro quiénes son o, a lo peor, quiénes quieren ser. La modernidad nos permitió firmar un contrato con la sociedad pero, también, con nosotros mismos. Hasta su advenimiento, la individualidad no era más que una intuición, un runrún que reconcomía los escasos espacios en blanco que una vida de miseria y servidumbre aportaba a la existencia. El libre albedrío llegó como una condena de la que aún no sabemos como librarnos. La singularidad se abre camino de manera despótica en un mundo en el que todos queremos ser únicos, pero donde casi nadie sabe a qué dedicar esa vocación. Buscamos una y otra vez comparecer ante un tribunal que nos exonere, no sólo de los pecados de nuestros padres, sino de los nuestros, sin darnos cuenta de que da igual lo que roguemos o cuánto estemos dispuestos a dar a cambio: no hay nada más gravoso que la aparente levedad que nos aporta no tener que dar cuentas de nada. Por eso nos empeñamos en aportarlas. Una y otra vez remachamos las razones, nos justificamos, imploramos audiencia para testificar, para declarar ante un tribunal que cada vez se vuelve más incomprensible, desconocido e implacable... como nosotros mismos.

Ubuntu... ¿ante qué sacerdotes se confesaba Nicanor Pastrana el día en el que consumó su acceso al linaje de concejal? ¿O era una manera de disculparse? ¿Qué tal si en realidad trataba de decirles a todos que él es diferente, una unicidad incompatible con todo lo demás, una existencia única e irrepetible, incapaz de mezclarse, refractario a la contaminación, una alteridad tan singular que su existencia jamás podría alternar con el magma común que constipaba aquella sala de vulgar normalidad. Ubuntu, dice, cuando a los pocos días deja claro que ni siquiera abre las lindes en facendera. Ubuntu... lost in translation, podría haberse titulado la pieza de su actuación, una sensación que evidencia el guión con el que el edil de Podemos-Equo comparece ante la audiencia cuando apenas tiene nada que decir.

Lost in translation
Comentarios