viernes 21/1/22

La vacunación marca un punto de inflexión en la pandemia de covid que empezó en marzo de 2020 y por ello algunas personas, sobre todo jóvenes, deciden celebrar el pinchazo consumiendo algún tipo de bebida alcohólica, a pesar de que no existen estudios sobre su posible influencia en la eficacia del antídoto.

No hay ensayos clínicos que analicen las consecuencias del consumo de alcohol después de la inoculación de alguna de las vacunas contra la covid, pero sí que se conoce y está probado un empeoramiento del sistema inmunitario de aquellas personas que hacen una elevada toma de bebidas alcohólicas.

Estas personas tienen más posibilidades de sufrir infecciones de virus o bacterias porque el alcohol no permite que los anticuerpos se desplacen al lugar donde se encuentra el virus y el organismo queda expuesto a sufrir las consecuencias de la infección.

El alcohol genera reacciones en el organismo que nos provocan una serie de barreras», explica la enfermera y doctora en biología molecular Marina Mateu.

¿Una cerveza después de la vacuna reduce su eficacia?