domingo 26/9/21
Memoria histórica

Pedagogía para cerrar la herida en Villadangos

El alcalde pide disculpas a las familias de represaliados por las ofensas del concejo
El alcalde de Villadangos con familiares de represaliados. RAMIRO

Después de la tempestad viene la calma. Villadangos quiere cerrar la herida del polémico concejo y su votación contra la exhumación de los restos de 71 víctimas de represaliados. Tras la visita del vicepresidente de la Junta, Francisco Igea, al ayuntamiento el lunes, para advertir que «la votación no tiene validaez» porque las exhumaciones están amparadas por la ley, el alcalde, Alejandro Barrera, se reunió ayer con familiares de las víctimas y un representante de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica.

«He transmitido a los familiares mis disculpas por cualquier comentario ofensivo o hiriente que pudieran haber recibido de algún vecino durante la celebración del concejo», señala en un extenso comunicado. También recalca que hubo vecinos que expusieron de forma «razonada opiniones y preocupaciones que tienen sobre las afecciones a panteones y tumbas inmediatamente contiguas a las zonas proyectadas de búsqueda y prospección, que pueden tener un riesgo de hundimiento o derrumbe».

El edil reitera que «los trámites burocráticos que se están llevando a cabo, no deben ser vistos como obstáculos, sino como lo que son, parte de un proceso administrativo que muchas veces se dilata más de lo deseado».

Vecinos enfadados

Exigen disculpas al pueblo del edil que «mintió al decir que habló con el secretario de Memoria»

Barrera dice en nombre del pedáneo, José Miguel Sarmiento, que «la intención de la Junta Vecinal siempre ha sido colaborar y lo seguirá siendo». El alcalde señala que la ARMH «me ha trasladado que el trabajo minucioso de estas actuaciones tan sensibles se llevará a cabo un equipo multidisciplinar, que, amparado por el Proyecto y la Junta de Castilla y León, van a conservar y tratar con todo respeto cualquier resto de enterramiento que no corresponda con los represaliados que se buscan, así como a dejarlo en el mismo estado en el que actualmente se encuentran», añade.

Marco González, de la ARMH, ha señalado que «nosotros no hemos generado el problema, lo hemos padecido». Ahora quieren que todo siga su curso y poder afrontar la exhumación, con todos los permisos, en febrero o marzo del próximo año. Las familias pidieron al alcalde que «haga pedagogía con la gente del pueblo» y recuerdan que en 1936 «los vecinos fueron muy valientes al recoger los cuerops de los fusilados y ahora el mejor homenaje que pueden a hacer a aquellas gentes es volver a ser igual de hospitalarios».

El alcalde ha justificado el cierre de la página de Facebook del Ayuntamiento de Villadangos durante unos días a causa de los ataques de bots «que comenzaron a publicar insultos en la madrugada del sábado». En el perfil de la Junta Vecinal algunos vecinos plantean que «sería conveniente una disculpa por parte del concejal de Obras y miembro de esa Junta Vecinal que mintió al pueblo al decir que había hablado con el secretario de Memoria (Histórica)». «No digáis ahora que hubo malentendidos. Lo que dijo, dijo, todos lo oímos».

Pedagogía para cerrar la herida en Villadangos
Comentarios