domingo 22/5/22

La Comisión de Salud Pública ha aprobado que las personas muy vulnerables (unas 350.000, entre receptores de trasplante, pacientes sometidos a radio o quimioterapia, con síndrome de Down de más de 40 años, con inmunodeficiencia o enfermos de VIH) reciban una cuarta dosis cinco meses después de la tercera. Esta cuarta dosis comenzará a administrarse a mediados de febrero. Por ahora, los residentes en centros de mayores quedan fuera de este pinchazo de refuerzo.

Las personas vacunadas con dos dosis podrán recibir el pinchazo de refuerzo cinco meses después de la segunda inoculación, y no seis meses después, como hasta ahora, según ha aprobado este jueves la Comisión Nacional de Salud Pública, aunque los contagiados por covid-19 deben cumplir otra condición: que hayan transcurrido cuatro semanas como mínimo desde que dieron positivo.

La ministra de Sanidad, Carolina Darias, argumenta que la decisión de acortar los plazos responde a la «evidencia científica» sobre la reducción de la eficacia de las vacunas. «Los científicos nos están diciendo que las vacunas comienzan a perder efectividad a partir del quinto mes», señaló.

Además, los técnicos de Sanidad han decidido que ya podrán acceder a este tercer pinchazo todos los adultos. Darias ha detallado que la incorporación de nuevos grupos hasta llegar a los 18 años se hará de forma progresiva.

Una vez se complete el refuerzo en los mayores de 40, el último colectivo añadido hasta ahora, podrán recibir la tercera dosis quienes tienen entre 30 y 40 años (comenzando por los de mayor edad) y posteriormente, el resto de los adultos, siempre «priorizando a personas con condiciones de riesgo y aquellas que hace más tiempo que recibieron la primovacunación».

Las personas inmunodeprimidas recibirán una cuarta dosis de vacuna
Comentarios