viernes 05.06.2020

Adiós al último maestro del arte

El académico y crítico Antonio Bonet Correa, una de las figuras más importantes de España en el mundo artístico, falleció ayer en Madrid a la edad de 94 años
Bonet, tercero por la izquierda, con De Cuenca, María Asunción Mateo y Luis Miguel Enciso. S. B.
Bonet, tercero por la izquierda, con De Cuenca, María Asunción Mateo y Luis Miguel Enciso. S. B.

Antonio Bonet Correa, exdirector de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de su museo, falleció ayer a los 94 años en Madrid. «Nos deja una de las figuras más importantes de la Historia del Arte en España», destacaba el Comité Español de Historia del Arte en su despedida al historiador y catedrático, patrón del Museo de Prado y padre de Juan Manuel Bonet, ex director del Reina Sofía y de Instituto Cervantes.

Nacido en La Coruña en 1925, Bonet se licenció en Filosofía y Letras por la Universidad de Santiago de Compostela en 1948. Amplió estudios en París y se diplomó en Museología por la Escuela del Louvre. En 1957 se doctoró en Historia del Arte y recibió el Premio Nacional Menéndez Pelayo. En 1973 obtuvo su cátedra de Historia del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras de la Complutense de Madrid, universidad de la que fue vicerrector de 1981 a 1983. Ingresó en 1987 en la Real Academia de Bellas Artes con la lectura del discurso Los cafés históricos en España. Fue director de la institución entre 2009 y 2015 y se le nombró director honorario al dejar cargo, encabezando el escalafón de asistencias a sesiones académicas, con un cómputo de 1.208. Miembro de Real Patronato del Museo del Prado entre 2003 y 2019 y de su Comisión Permanente entre 2006 y 2019, fue presidente de la Sociedad Prado Difusión. La pinacoteca que dirige Miguel Falomir elogió «su sabiduría intelectual y vital, su contagioso entusiasmo, su bonhomía y su generosidad». Al Prado donó Bonet una parte de su fabulosa biblioteca, más de seis mil volúmenes que incluían ejemplares raros y excepcionales. En 2016 recibió el Premio Fundación Amigos del Museo del Prado.

Fue Bonet académico de la Real Academia de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, de la de Bellas Artes de San Jorge, de la Academia Nacional de Bellas Artes de Lisboa y de la Academia Nacional de Argentina. Miembro del International Council of Museums (Icom) y del Comité Internacional de la Historia del Arte, presidió la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español. Publicó numerosos estudios sobre arte hispanoamericano, urbanismo y barroco español. Fue además comisario de importantes exposiciones como Figuraciones Madrileñas. Años 70, realizada en 1996 con los fondos de la Colección Arte Contemporáneo.

Su trayectoria a nivel nacional, se ve así completada con un inusual conocimiento en arte internacional, que hace que su obra haya trascendido más allá de las fronteras españolas. Figuraciones Madrileñas. Años 70, publicada en 1996, es solo uno de los ejemplos de publicaciones en las que consta su gran saber.

Adiós al último maestro del arte