sábado. 24.09.2022
Concierto para 5.000 personas

Allí donde solíamos gritar

Los barceloneses Love Of Lesbian protagonizan un directo como gran paso en la iniciativa privada cultural con garantía de asistencia masiva y contra la pandemia
Tras las pruebas a los asistentes al concierto, el público llenó el Sant Jordi. ALEJANDRO GARCÍA

Pudo ser en el Gran Café, el Babylon, el Valentino o el Circus. O mucho tiempo atrás en La Mandrágora, la Tropicana, El Toison... Pero, que no se asombre nadie, hubo un tiempo en el que había conciertos y la iniciativa privada lideraba. Ahora, que debido a la pandemia apenas hay oportunidades, ayer, los barceloneses Love Of Lesbian protagonizaron un giro de guion, un golpe sobre el tablero. A modo de intento de que haya algo más que apaños en donde grupos en los que su valor añadido es la propia formación tengan que presentarse en formato raquítico, acústico, en dúo y demás soluciones que solo hacen que aventurar un tiempo sin futuro.

Allí donde solíamos gritar es precisamente una canción de los catalanes. Del disco 1999, que, benditos otros tiempos, les permitió dejar sus trabajos de entonces para poder dedicarse de lleno a la música. Y así fue, agarrados a ese auténtico hit que corrió como la pólvora y que no fue otro que Club de fans de John Boy. Su particular canción antihipoteca. Ayer sonó en el Palau de Sant Jordi.

Van los tiros por otro lado en la actualidad. Pero, aún así, ayer, 5.000 espectadores se prestaron, además de a comprar la entrada, a someterse a los rigores de la pandemia, que hacen que todo sea mucho más complicado a base de controles y verificaciones previas sumadas a las estrictas medidas de seguridad.

Pioneros
Los creadores de ‘Club de fans de John Boy’ ofrecieron un concierto para 5.000 personas

Pero todo es entendible. Tanto los preparativos (las imágenes no aventuran que se trate de una previa de un concierto...), como el deseo de que el show continúe, como mandato de siempre y que la cultura se manifieste en términos de máxima expresión.

Canta también la banda de Santi Balmes, Julián Saldarriaga, Jordi Roig, Ricky Falkner y Oriol Bone que la radio ha dicho al fin que sucederá, que todo exceso vuelve como un boomerang... Y puede que a lo que haya que agarrarse ahora sea a iniciativas en las que el músculo se tenga que demostrar en no dejar un cabo suelto.

De momento, ayer, cayeron Nadie por las calles, Bajo el volcán, Cuando no me ves, Noches reversibles, Si salimos de esta, Universos infinitos, Segundo asalto, Contraespionaje, Los males pasajeros, Belice, Manifiesto delirista, IMT, Incendios de nieve, John Boy, Allí donde solíamos gritar y Planeador.

misión cumplida

Puede que sea un repertorio que en manos de Balmes y los suyos suene a corto, máxime teniendo en cuenta que andan con nuevo disco. Será para algunos, porque visto lo visto, que esto pasara ayer debió de sonar a música celestial. Y a misión cumplida.

Allí donde solíamos gritar
Comentarios