martes. 29.11.2022
Escenarios del mundo

Arteta y los clásicos españoles

La soprano vasca llega al Auditorio con un repertorio al piano de compositores nacionales y acompañada por las voces del Orfeón Leonés
La soprano vasca Ainhoa Arteta actúa hoy en el Auditorio. FERNANDO ALVARADO

Ha pisado los más grandes escenarios del mundo e interpretado a los personajes con los que sueña cualquier soprano. Pero el recorrido de Ainhoa Arteta (Tolosa, Guipuzcoa, 1964) es de tan amplio espectro que en su mejor momento artístico puede acometer cualquier repertorio.


A León llega hoy al Auditorio para desplegar su talento con nombres insignes de la música española, y con la compañía local del Orfeón Leonés, un milagro cultural de León, mantenido por el esfuerzo altruista de sus miembros para el que datar su origen resulta tan difícil como clarificador: 1886 podría ser una fecha, y aquí están en 2019 y seguirán.

 

Por ello, hoy (20.30 horas. Entradas desde 35 euros) es una grata oportunidad para sumergirse en repertorios de la riqueza de autores como Manuel de Falla, Francisco Alonso, Enrique Granados, Asenjo Barbieri. Exponentes algunos de ellos de las corrientes clásicas de principios del siglo XX, incluso décadas más avanzadas, que realizaron incursiones en estilos generales y también de origen eminentemente español.

 

Ainhoa Arteta, por su parte, procede de un ambiente familiar en el que la música ocupaba un lugar preeminente. Su padre, José Ramón Arteta, fue el fundador y director del Coral Eresoinka, y ya Arteta, a los 12 años, ingresó en el Conservatorio de San Sebastián y con 18 se trasladó a Nueva York con una beca del Gobierno Provincial de Guipúzcoa para estudiar en el Actors Studio. Su debut en ópera llegó en 1990 como Clorinda en La Cenerentola de Rossini, que tuvo, según cuentan las crónicas, que aprenderse a toda velocidad, eso sí con críticas de la función que luego fueron excelentes.

 

Es una anécdota promocional para el día de hoy, que se queda corta al estar ante alguien que ha logrado muchos más hitos, siempre en una carrera plena de actividad.

 

Violetta, en La Traviata, Micaela en Carmen, o Musetta en Bohème han sido tanto en Arteta, que le confirman como artista con todavía todo por cantar.

Arteta y los clásicos españoles
Comentarios