martes. 09.08.2022
El presidente calificó al Patio Herreriano de Valladolid de «punto de peregrinación inexcusable» del arte español

Aznar inaugura en Salamanca el Centro de Artes Escénicas de Castilla y León

Aznar contempla una de las obras expuestas en el Patio Herreriano
El presidente del Gobierno, José María Aznar, respaldó ayer nuevos proyectos culturales en Castilla y León, con la inauguración en Salamanca del Centro de Artes Escénicas, y su visita en Valladolid al Museo «Patio Herreriano» de arte moderno y contemporáneo. Aznar, acompañado de su esposa, Ana Botella, y del presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, inauguró el Centro de Artes Escénicas de Salamanca y elogió la conversión de la Ciudad Europea de la Cultura 2002, en el «gran foco cultural de España» más allá de este año. «La renovación de todo el equipamiento cultural puede calificarse de impresionante», señaló el jefe del Ejecutivo, quien citó infraestructuras inauguradas a lo largo de este año como el Centro de Arte ubicado en la antigua prisión provincial, la recuperación del Teatro Liceo y la Sala de Exposiciones de Santo Domingo. Afirmó que este es el fin «para el que hemos estado trabajando durante mucho tiempo», y confió en que se siga cumpliendo «esa ambición y ese sueño de ver a esta ciudad como el gran centro cultural de España, con todos estos equipamientos». El presidente descubrió una placa conmemorativa y a continuación realizó un recorrido por el edificio acompañado, por Herrera y el alcalde de Salamanca, Julián Lanzarote, y escuchó las explicaciones del arquitecto responsable de la obra, Mariano Bayón. Con capacidad para 1.300 espectadores y erigido en una superficie de 8.872 metros cuadrados, el Centro de Artes Escénicas está ubicado en el barrio de la Prosperidad de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad, y su construcción, adjudicada a la empresa FCC, se ha prolongado quince meses, con un presupuesto de 10,7 millones de euros. Antes de su visita a Salamanca, Aznar viajó hasta Valladolid para conocer el nuevo Museo «Patio Herreriano», que inauguró el Rey Juan Carlos el pasado 4 de junio, y que confió que sea un «punto de peregrinación inexcusable» para todos los que quieran conocer el arte contemporáneo español y la restauración realizada del monasterio sobre el que se asienta. Aznar y su esposa, acompañados del presidente de Castilla y León, y del alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, recorrieron durante cerca de una hora la mayor parte de las once salas que componen el centro expositivo, que exhibe 280 obras, de un fondo de 851, fechadas entre 1918 y 2002. El presidente del Gobierno, en unas breves declaraciones a los periodistas, confesó tras la visita que el centro, que tenía muchas ganas de conocer por los elogios que ha recibido, le «ha impresionado», y consideró que es un «museo extraordinario», por el que felicitó a la ciudad y a sus promotores, tanto por la tarea restauradora como por la «colección extraordinaria» que acoge. En su trayecto por las salas del museo, Aznar se interesó especialmente por una escultura de Francisco Leiro -O Mucho- y por un Barceló de la época de Mali. También expresó su gusto por una de las obras más emblemáticas de la muestra, la composición El cielo sobre la tierra, del austriaco Adolfo Scholsser, que preside la rehabilitada Capilla de los Condes de Benavente, del antiguo convento de San Benito, cenobio iniciado en el siglo XIV que acoge el museo y que expone, tras su recuperación, la colección del mismo nombre cedida por una asociación de 23 empresas. En dicha capilla, el presidente del Gobierno firmó en el Libro de Honor -que sólo contiene la firma del Rey Juan Carlos quién rubricó el pasado 4 de junio en la inauguración del museo: y plasmó su felicitación por este «gran museo».

Aznar inaugura en Salamanca el Centro de Artes Escénicas de Castilla y León
Comentarios