viernes. 01.07.2022
Candidatura en alza

Botines llega a la final de Museo Europeo del Año

Considerado el ‘Oscar’ de los museos, se fallará a principios de mayo en Estonia
 
bOTINES
El Museo Gaudí se ubica en el palacio de Botines en León. DL

Botines sigue en la lucha. El Museo Gaudí presentó su candidatura para convertirse en el Mejor Museo de Europa en 2022, un premio restringido a aquellos que se hayan renovado sustancialmente desde 2017. Es el ‘Oscar’ de los museos, un galardón que prima la excelencia. Los jueces evaluadores, reunidos en Portugal, acaban de elegir a los finalistas; y el museo leonés es uno de ellos.

Así se lo ha comunicado a los máximos responsables de Botines la presidenta del European Museum of the Year Award (EMYA), Marlen Mouliou, que ejerce también como presidenta del jurado.
Los premios se se fallarán coincidiendo con la convención anual del Eruopean Museum Forum, que tendrá lugar del 4 al 7 de mayo en el Museo Nacional de Estonia. Es el galardón más antiguo y prestigioso del viejo continente.

El estricto jurado del EMYA valora la innovación, la excelencia en el servicio al público y las buenas prácticas, entre otras cuestiones. No importa, en cambio, el tamaño, la ubicación o la colección de los museos, que pueden pertenecer a ámbitos muy dispares. El premio fue creado en 1977 bajo el paraguas del Consejo de Europa. 

El EMYA se concede a dos tipos de museos: aquellos que han abordado una expansión o modernización en los dos últimos años —caso de Botines, que ha remodelado por completo dos plantas, en las que relata la historia de construcción del edificio y sus protagonistas y exhibe tres archivos inéditos hasta ahora: el de los Condes de Luna, el de Amigos del País y el de las cajas de ahorros—; y también pueden presentarse a los premios nuevos museos abiertos al público en los dos años anteriores. 

Cuatro españoles han sido distinguidos con estos galardones en sus 44 años de historia: el Guggenheim (2000), el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (2004), el CosmoCaixa (en 2006 y en 2021) y el Museo de Medina Azahara (2012). 

Antes de llegar a la final, Botines ha sido examinada con criterios similares a los de la prestigiosa Guía Michelin. Solo que, en lugar de testar de incógnito restaurantes, los jueces del EMYA supervisan museos. Han estado en el edificio de Gaudí sin identificarse, para revisar cada rincón de Botines. Previamente, otra delegación acreditada recorrió en verano el museo y entrevistó a los responsables del museo leonés. El premio merece cualquier inspección, porque da acceso a un selecto club —con la promoción que ello implica—, al que únicamente pertenecen los mejores de Europa

Botines llega a la final de Museo Europeo del Año
Comentarios